COMUNICANDONOS  
 
Año 11 • Nº 142
Marzo 2013
 
Volver a encontrarnos

“Armar un Newsletter es fácil. Lo difícil es sostenerlo”. Hace once años, esa fue la sentencia de nuestro asesor comunicacional cuando la contamos la idea de nuestro proyecto. Queríamos hacer el Comunicándonos del ISCA: un boletín con noticias del mundo de la catequesis que tuviera nuestro sello. Una publicación virtual que fuera un lugar para pensar la catequesis y hacer cercano lo distante.

 

En este número empezamos con nuestro onceavo año de vida. Esta es nuestra entrega número 142: son cerca de catorce números por año, 18.000 suscriptores, 7.000 lectores (una altísima tasa en proporción al número de suscriptos; en la Web significa un puntaje de 9/10).

 

Podemos sostener un proyecto como este cuando tenemos un camino claro, que es nuestra misión evangelizadora. Y podemos acercarnos a ustedes mes a mes porque tenemos cosas para decir. “Es fácil de hacer una vez pero difícil de sostener en el tiempo”, se nos dijo. A ustedes les debemos el haber podido responder a esta sentencia. Que tengamos un buen año, juntos.

 

El equipo de ISCA

comunicandonos@isca.org.ar

EN FOCO 2.0

UNA CULTURA DEL CUIDADO

 

Una cultura del cuidado¿Cuál es nuestro objetivo para este año? Todas las instituciones, todos los catequistas deberíamos preguntarnos esto cuando comenzamos un nuevo ciclo. ¿Cuál es la acción fundamental? ¿Cuál es la intención específica que va a guiarnos en esta 2013? ¿Qué es lo que nos están pidiendo los signos de los tiempos?

 

Para el ISCA, este es un año de “cuidar a la gente”. Que nuestra gente –los alumnos, los participantes del SENAC, los lectores del Comunicándonos, las personas que nos consultan- se sientan recibidos y acompañados. Cada vez más pertenecientes. Cuidar a nuestra gente implica también cuidar el espacio, no dejar a la intemperie. Significa, también, no crear incertidumbre, no provocar sospechas.

 

La opción de cuidar a la gente es nuestra respuesta a un contexto de desamparo. Queremos sumarnos a una “cultura del cuidado” como nuestro modo de habitar el mundo. Ante tantas agresiones e injusticias, este es un modo de vinculación más puro y evangélico.

 

Enzo Biemmi dice sostiene que nuestras pastorales no han de ser ya pastorales de la conservación, sino del cuidado de la fe. Queremos que este 2013 de cambios en nuestra Iglesia, este Año de la Fe, sea vivido bajo este signo. Ojalá seamos dignos de lo que nos proponemos.
Que María nos tenga a todos bajo su cuidado.

 

Ana María Cincunegui y Mariano Donadío

comunicandonos@isca.org.ar

 
Muchas gracias Benedicto

En el mismo día en el que se conoció la noticia de la renuncia de nuestro Papa Benedicto XVI a su ministerio papal, las redes comenzaron a llenarse de mensajes. En nuestro muro de Facebook, en nuestro sitio web -donde inmediatamente publicamos el texto de la renuncia- y en nuestro Foro resonaron las palabras de nuestros amigos. De todas ellas elegimos estas, las más expresivas.

 

El testimonio de “Alicia” es casi una fotografía de lo que sintieron e hicieron muchos:  “El primer sentimiento que experimenté, fue el de tristeza por perderlo como Pastor universal. Luego sentí gratitud, agradecimiento por todo el amor, por sus palabras, por los documentos que nos regaló para el crecimiento de la Iglesia. Recé mucho para dar gracias al Señor por habernos regalado un Pastor como él. También pedí por su salud, por su fortaleza y para que Jesús lo colme de su amor y de su paz. Si bien me entristece su renuncia, no deja de alegrarme el haberlo tenido. También me puse a pensar cuánto se espera y exige de ellos sin encarnar sus fragilidades humanas. ¡Sinceramente deseo que el Señor lo bendiga abundantemente!”

   

“Cristina” agrega: “Me da gusto que la Iglesia se humanice. Que no se olviden que Jesús es Dios ENCARNADO. Y concluye: “¡Es tiempo de cambios!!!”. Y “Laura” propone: más allá de las sombras y luces de toda la Iglesia... nos tenemos que encomendar a nuestro Creador y María Santísima. El Poder de Dios no tiene vencimiento.

 

Mensajes de sorpresa, agradecimiento y esperanza. Y ahora, que hable el Espíritu.

 
 
Mensaje del Santo Padre Benedicto

Mensaje del Santo Padre Benedicto XVI para la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales

 

Domingo 12 de mayo de 2013

 

Queridos hermanos y hermanas:

Ante la proximidad de la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales de 2013, deseo proponeros algunas reflexiones acerca de una realidad cada vez más importante, y que tiene que ver con el modo en el que las personas se comunican hoy entre sí. Quisiera detenerme a considerar el desarrollo de las redes sociales digitales, que están contribuyendo a que surja una nueva «ágora», una plaza pública y abierta en la que las personas comparten ideas, informaciones, opiniones, y donde, además, nacen nuevas relaciones y formas de comunidad.

 

Estos espacios, cuando se valorizan bien y de manera equilibrada, favorecen formas de diálogo y de debate que, llevadas a cabo con respeto, salvaguarda de la intimidad, responsabilidad e interés por la verdad, pueden reforzar los lazos de unidad entre las personas y promover eficazmente la armonía de la familia humana. El intercambio de información puede convertirse en verdadera comunicación, los contactos pueden transformarse en amistad, las conexiones pueden facilitar la comunión. Si las redes sociales están llamadas a actualizar esta gran potencialidad, las personas que participan en ellas deben esforzarse por ser auténticas, porque en estos espacios no se comparten tan solo ideas e informaciones, sino que, en última instancia, son ellas mismas el objeto de la comunicación.

 

El desarrollo de las redes sociales requiere un compromiso: las personas se sienten implicadas cuando han de construir relaciones y encontrar amistades, cuando buscan respuestas a sus preguntas, o se divierten, pero también cuando se sienten estimuladas intelectualmente y comparten competencias y conocimientos. Las redes se convierten así, cada vez más, en parte del tejido de la sociedad, en cuanto que unen a las personas en virtud de estas necesidades fundamentales. Las redes sociales se alimentan, por tanto, de aspiraciones radicadas en el corazón del hombre.

 

La cultura de las redes sociales y los cambios en las formas y los estilos de la comunicación suponen todo un desafío para quienes desean hablar de verdad y de valores. A menudo, como sucede también con otros medios de comunicación social, el significado y la eficacia de las diferentes formas de expresión parecen determinados más por su popularidad que por su importancia y validez intrínsecas. La popularidad, a su vez, depende a menudo más de la fama o de estrategias persuasivas que de la lógica de la argumentación. A veces, la voz discreta de la razón se ve sofocada por el ruido de tanta información y no consigue despertar la atención, que se reserva en cambio a quienes se expresan de manera más persuasiva. Los medios de comunicación social necesitan, por tanto, del compromiso de todos aquellos que son conscientes del valor del diálogo, del debate razonado, de la argumentación lógica; de personas que tratan de cultivar formas de discurso y de expresión que apelan a las más nobles aspiraciones de quien está implicado en el proceso comunicativo. El diálogo y el debate pueden florecer y crecer asimismo cuando se conversa y se toma en serio a quienes sostienen ideas distintas de las nuestras. «Teniendo en cuenta la diversidad cultural, es preciso lograr que las personas no sólo acepten la existencia de la cultura del otro, sino que aspiren también a enriquecerse con ella y a ofrecerle lo que se tiene de bueno, de verdadero y de bello» (Discurso para el Encuentro con el mundo de la cultura, Belém, Lisboa, 12 mayo 2010).

 

Las redes sociales deben afrontar el desafío de ser verdaderamente inclusivas: de este modo, se beneficiarán de la plena participación de los creyentes que desean compartir el Mensaje de Jesús y los valores de la dignidad humana que promueven sus enseñanzas. En efecto, los creyentes advierten de modo cada vez más claro que si la Buena Noticia no se da a conocer también en el ambiente digital podría quedar fuera del ámbito de la experiencia de muchas personas para las que este espacio existencial es importante. El ambiente digital no es un mundo paralelo o puramente virtual, sino que forma parte de la realidad cotidiana de muchos, especialmente de los más jóvenes. Las redes sociales son el fruto de la interacción humana pero, a su vez, dan nueva forma a las dinámicas de la comunicación que crea relaciones; por tanto, una comprensión atenta de este ambiente es el prerrequisito para una presencia significativa dentro del mismo.

 

La capacidad de utilizar los nuevos lenguajes es necesaria no tanto para estar al paso con los tiempos, sino precisamente para permitir que la infinita riqueza del Evangelio encuentre formas de expresión que puedan alcanzar las mentes y los corazones de todos. En el ambiente digital, la palabra escrita se encuentra con frecuencia acompañada de imágenes y sonidos. Una comunicación eficaz, como las parábolas de Jesús, ha de estimular la imaginación y la sensibilidad afectiva de aquéllos a quienes queremos invitar a un encuentro con el misterio del amor de Dios. Por lo demás, sabemos que la tradición cristiana ha sido siempre rica en signos y símbolos: pienso, por ejemplo, en la cruz, los iconos, el belén, las imágenes de la Virgen María, los vitrales y las pinturas de las iglesias. Una parte sustancial del patrimonio artístico de la humanidad ha sido realizada por artistas y músicos que han intentado expresar las verdades de la fe.

 

En las redes sociales se pone de manifiesto la autenticidad de los creyentes cuando comparten la fuente profunda de su esperanza y de su alegría: la fe en el Dios rico de misericordia y de amor, revelado en Jesucristo. Este compartir consiste no solo en la expresión explícita de la fe, sino también en el testimonio, es decir, «en el modo de comunicar preferencias, opciones y juicios que sean profundamente concordes con el Evangelio, incluso cuando no se hable explícitamente de él». (Mensaje para la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales 2011). Una forma especialmente significativa de dar testimonio es la voluntad de donarse a los demás mediante la disponibilidad para responder pacientemente y con respeto a sus preguntas y sus dudas en el camino de búsqueda de la verdad y del sentido de la existencia humana. La presencia en las redes sociales del diálogo sobre la fe y el creer confirma la relevancia de la religión en el debate público y social.

 

Para quienes han acogido con corazón abierto el don de la fe, la respuesta radical a las preguntas del hombre sobre el amor, la verdad y el significado de la vida ―que están presentes en las redes sociales― se encuentra en la persona de Jesucristo. Es natural que quien tiene fe desee compartirla, con respeto y sensibilidad, con las personas que encuentra en el ambiente digital. Pero en definitiva los buenos frutos que el compartir el Evangelio puede dar, se deben más a la capacidad de la Palabra de Dios de tocar los corazones, que a cualquier esfuerzo nuestro. La confianza en el poder de la acción de Dios debe ser superior a la seguridad que depositemos en el uso de los medios humanos. También en el ambiente digital, en el que con facilidad se alzan voces con tonos demasiado fuertes y conflictivos, y donde a veces se corre el riesgo de que prevalezca el sensacionalismo, estamos llamados a un atento discernimiento. Y recordemos, a este respecto, que Elías reconoció la voz de Dios no en el viento fuerte e impetuoso, ni en el terremoto o en el fuego, sino en el «susurro de una brisa suave» (1R 19,11-12). Confiemos en que los deseos fundamentales del hombre de amar y ser amado, de encontrar significado y verdad ―que Dios mismo ha colocado en el corazón del ser humano― hagan que los hombres y mujeres de nuestro tiempo estén siempre abiertos a lo que el beato cardenal Newman llamaba la «luz amable» de la fe.

 

Las redes sociales, además de instrumento de evangelización, pueden ser un factor de desarrollo humano. Por ejemplo, en algunos contextos geográficos y culturales en los que los cristianos se sienten aislados, las redes sociales permiten fortalecer el sentido de su efectiva unidad con la comunidad universal de los creyentes. Las redes ofrecen la posibilidad de compartir fácilmente los recursos espirituales y litúrgicos, y hacen que las personas puedan rezar con un renovado sentido de cercanía con quienes profesan su misma fe. La implicación auténtica e interactiva con las cuestiones y las dudas de quienes están lejos de la fe nos debe hacer sentir la necesidad de alimentar con la oración y la reflexión nuestra fe en la presencia de Dios, y también nuestra caridad activa: «Aunque hablara las lenguas de los hombres y de los ángeles, si no tengo caridad, soy como bronce que suena o címbalo que retiñe» (1 Co 13,1).

 

Existen redes sociales que, en el ambiente digital, ofrecen al hombre de hoy ocasiones para orar, meditar y compartir la Palabra de Dios. Pero estas redes pueden asimismo abrir las puertas a otras dimensiones de la fe. De hecho, muchas personas están descubriendo, precisamente gracias a un contacto que comenzó en la red, la importancia del encuentro directo, de la experiencia de comunidad o también de peregrinación, elementos que son importantes en el camino de fe. Tratando de hacer presente el Evangelio en el ambiente digital, podemos invitar a las personas a vivir encuentros de oración o celebraciones litúrgicas en lugares concretos como iglesias o capillas. Debe de haber coherencia y unidad en la expresión de nuestra fe y en nuestro testimonio del Evangelio dentro de la realidad en la que estamos llamados a vivir, tanto si se trata de la realidad física como de la digital. Ante los demás, estamos llamados a dar a conocer el amor de Dios, hasta los más remotos confines de la tierra.

 

Rezo para que el Espíritu de Dios os acompañe y os ilumine siempre, y al mismo tiempo os bendigo de corazón para que podáis ser verdaderamente mensajeros y testigos del Evangelio

 

«Id por todo el mundo y proclamad la Buena Nueva a toda la creación»

(Mc 16,15).

.

Vaticano, difundido el 24 de enero de 2013, fiesta de san Francisco de Sales

 

BENEDICTUS PP. XVI

 

© Copyright 2013 - Libreria Editrice Vaticana

 
 
NOTICIAS
RElexionando la fe en el Año de la Fe

NUEVO CURSO DEL ISCA: REFLEXIONANDO NUESTRA FE EN EL AÑO DE LA FE

“El cristiano no puede pensar nunca que creer es un hecho privado. La fe es decidirse a estar con el Señor para vivir con él. Y este «estar con él» nos lleva a comprender las razones por las que se cree. La fe, precisamente porque es un acto de la libertad, exige también la responsabilidad social de lo que se cree”.
En el Año de la Fe el ISCA se suma a la propuesta que nos hizo el Papa en la Porta Fidei. Para redescubrir los contenidos de la fe profesada, celebrada, vivida y rezada, y reflexionar sobre el mismo acto con el que se cree: ese compromiso que todo creyente debe de hacer propio, sobre todo en este Año.
Los invitamos a recorrer un camino, a través de la modalidad virtual, que nos permita dar vida a esta propuesta, que nos ofrece la carta de convocatoria de Benedicto XVI.
Podemos inscribirnos y obtener más información en http://www.catequista.org/cursos-anodelafe-info.php

 

SENAC II

SENAC II
Durante enero y febrero crecieron las inscripciones para nuestro segundo Seminario Nacional de Catequesis. Que  se realizará entre el viernes 5 y lunes 8 de julio de 2013 en la Residencia Franciscana de San Antonio de Arredondo, cercana a Carlos Paz en la Pcia. de Córdoba.

En esta oportunidad, el seminario nacional es organizado en forma conjunta entre el ISCA y el Departamento de Pastoral Bíblica de la CEA y bajo el lema "BIBLIA Y CATEQUESIS, se propone: PENSAR UNA CATEQUESIS CENTRADA EN LA PALABRA DE DIOS. El objetivo es el de dialogar y reflexionar hacia una catequesis animada bíblicamente. Participarán destacados especialistas de este continente: biblistas del equipo nacional, liderado por el Lic. Gerardo García Gelder y se contará con la participación del catequeta brasileño Luiz Alves de Lima, único catequeta latinoamericano invitado especialmente al reciente sínodo de la Nueva Evangelización. También habrá mesas de trabajo y paneles que propondrán una mirada bíblica y otra catequística del mismo tema.

 

Para los que quieran participar, es posible la preinscripción hasta esta Pascua. Para participar es necesario realizar un trabajo previo en el que se reflexione acerca de la Palabra de Dios en la Catequesis a partir de la experiencia como catequista. Pueden suscribirse al “Nuevos Horizontes”, el periódico de la preparación del evento, escribiendo a senac@isca.org.ar o encontrar más información en nuestro sitio web: http://www.isca.org.ar/jornadas/senac2/senac.php

ISCA

CURSOS DE ACREDITACIÓN DEL ISCA
En el Año de la Fe  ya está abierta la inscripción para nuestros cursos y talleres de acreditación del año 2013. Estos cursos online son dictados y acompañados por especialistas en el tema. Estas son nuestras propuestas:

 

Cursos ISCA

  • El camino de la Iniciación Cristiana
  • La Catequesis en clave misionera.  Relación entre Primer Anuncio, Inic. Cristiana y Catequesis Permanente
  • La conversión misionera de la catequesis en la misión continental
  • Eclesiología : “Una Iglesia que se hace discípula”
  • Diálogo entre  la catequesis y la psicología
  • Cristología: Un acercamiento al diálogo
  • Liturgia y Sacramentos: La reflexión catequética
  • El saber hacer del catequista de niños
  • El sujeto de la catequesis  en la cultura comunicacional
  • Una mirada al Directorio General de Catequesis desde el documento argentino Navega Mar Adentro
  • Catequética Fundamental: Un modo de pensar la catequesis en la Argentina de hoy
  • También podemos anotarnos en cualquiera de los talleres de capacitación para catequistas
  • Taller de Adolescentes y la Fe I
  • Curso de Agentes Multiplicadores
  • Taller Adolescencia y fe: espiritualidad y metodología

El inicio del dictado de los cursos será el día 15 de marzo de 2013. El cierre, el 15 de julio.


Podemos encontrar más información acerca de los cursos, inscribirnos o invitar a nuestros compañeros desde esta dirección: www.catequista.org/cursos.php

Diplomas en Mar del Plata

DIPLOMAS ISCA SEMIPRESENCIAL MAR DEL PLATA
El obispo de Mar del Plata, monseñor Antonio Marino, entregó los certificados a las egresadas marplatenses del ISCA regional que participaron del ISCA semipresencial en esta diócesis. El acontecimiento tuvo lugar durante el acto de inauguración de la III Expo libro para la nueva evangelización el jueves 28 de febrero. Durante este acto también recibieron sus certificados los congresistas del III CCN.
Un abrazo grande para todos ellos. Felicitaciones.

Fundación Ramón Pané

CRISTONAUTAS: ENCUENTRO INTERNACIONAL PARA ANIMADORES DE LECTIO DIVINA DE LA FUNDACIÓN RAMÓN PANÉ
Los Cristonautas son los navegantes de Cristo. Nuestros amigos de la Fundación Ramón Pané -organizadores de cursos, seminarios y talleres de catequesis o de evangelización- organizan un Encuentro Internacional para Animadores De Lectio Divina en México. En un año en el que lo bíblico va a ser muy importante para la catequesis, este taller se realiza en México, entre el 1º y el 10 de marzo. También van a abordarse temáticas muy caras al ISCA como la de las Tecnologías de Información y Comunicación (Web 2.0) y técnicas pedagógicas para la difusión de la Buena Noticia. A este encuentro fue invitado el rector del ISCA, pbro. José Luis Quijano.
Pueden conocer más acerca de la Fundación Pané y aprovechar los recursos para la oración que ponen a disposición de todos en http://www.fundacionpane.com/

CORREO DE LECTORES
 

CATEQUISTAS EMANUEL, CATEQUISTAS DEL ENTUSIASMO

l

En el número anterior de nuestro COMUNICÁNDONOS propusimos al catequista del 2012 como “Catequista Emanuel”, el que todos estaban esperando. Este catequista es el del ENTUSIASMO, el “que lleva un Dios adentro.” El de la experiencia de un Dios activo dentro de  sí.  El catequista que se opone al desaliento, al desinterés, a la apatía, a la frialdad y a la desilusión. Le pedimos a los lectores que nos presentaran a sus catequistas Emanuel. Estos son los elegidos:

 

“Me complace presentarles a Beatriz Fernández de Díaz por sus 30 años al servicio de la catequesis en la parroquia María Auxiliadora de Trelew. Admira su entusiasmo y perseverancia por tantos años al servicio del Reino. Comisión Parroquial de Catequesis de la parroquia. Bendiciones. (Propuesta por Hugo Eylenstein).

 

“En Bahía Blanca se destaca como "maestra de maestros " en Catequesis, la HNA ELVA ARANGUENA, Hna. de María Auxiliadora, fundadora y directora del Seminario Catequístico Arquidiocesano, con sus jóvenes 94 años, una lucidez excepcional, llena de fervor y entusiasmo, en sus charlas, en sus reflexiones, en sus escritos, en todo lo nuevo y lo último que se habla y escribe sobre la Catequesis. Formadora de muchos catequistas que pasaron por sus aulas, que llenos del Espíritu, contagiados de su entusiasmo fuimos llevando, repicando el mensaje por todas las parroquias, capillas, familias y toda persona que quisiera acercarse y conocer de nuestro Dios. Otros se acercaron a ella para seguir en la tarea de formar catequistas, ayudando en las materias que se dictan en el Seminario.
Yo soy una de ellas, que continúo a su lado en la siembra, formando un hermoso y fraternal equipo de colaboradores. (Propuesta de María Cristina Giuseffi de Sameghini)

 
 
suscribir al comunicándonos
 
   
     

 

 

 
 
 
*********************************142

©2017 ISCA Instituto Superior de Catequesis Argentino.
Equipo ISCA | Venezuela 4145 - Ciudad Autónoma de Buenos Aires - Argentina
Tel. +54 (011) 4981-5384
Lunes y Miércoles de 10 a 12 hs. | Viernes de 16 a 18 hs.
Brindamos formación a distancia (cursos on line) a catequistas. Ofrecemos recursos catequéticos y espacios para compartir experiencias y continuar el desafío de una formación permanente. Cursos a distancia en línea - Cursos semi presenciales - Talleres en línea - Aula Abierta - Foro - Encuestas - Comunicándonos - Observatorio - Jornadas y Conferencias del ISCA - Javaiá - Publicaciones - Indice Temático - ISCA en Facebook - BLOG: Nosotros Catequistas - Libros ISCA - Documentos - Sitios recomendados - Biblioteca.