COMUNICANDONOS  
 
Año 11 • Nº 149
Diciembre 2013
 
TODA EVANGELIZACIÓN ES ADVIENTO

“Pero cuando se cumplió el tiempo establecido, Dios envió a su hijo”
Galatas 4, 4

 

Toda evangelización es un Adviento. Evangelizar es nombrarnos destinatarios de una promesa y esperarla con alegría. Lo paradójico es que se trata de una promesa que ya está presente. Evangelizar es proponer que todos hagamos un lugar en nuestras vidas al Mesías que ya está entre nosotros.

 

Toda catequesis es una profecía. Es leer los signos de la primavera que ya está presente entre nosotros y comunicarlos. Es ponerle palabras y gestos a una promesa. Es explicar y describir en el lenguaje de nuestro pueblo que la tristeza y el padecimiento están llegando a su fin. Este es el anuncio que nos pide este tiempo.

 

Vivimos este diciembre del 2013 en tensión entre la espera y el salir en busca. Somos el pueblo de Israel que vio una gran luz, y somos los sabios de Oriente que fueron a su encuentro. Toda catequesis es las dos cosas. Es esperanza: espera en movimiento. Que Emanuel, el Dios con nosotros que todos esperamos, nazca en donde menos se lo espera y que estemos allí para recibirlo.


Mariano Nicolás Donadío

EN FOCO 2.0

EL HERMANO GENARO, SOÑADOR DE CAMINOS

 

En estos días nuestros hermanos del IPA (Instituto Pastoral de la Adolescencia) están homenajeando a una de la figuras más influyentes de la pastoral y a catequesis argentina: el hermano lasallano Genaro Sáenz de Ugarte. A los homenajes por su cumpleaños 80 se suma la edición de un bello librito con testimonios de quienes trabajaron con él y algunos de sus textos.

 

Profesor y director del aspirantado lasallano, provincial, director del CIL (Centro de Intervención en el Lenguaje, dedicado a la rehabilitación por medio del lenguaje) pero ante todo hombre de cercanías, que actualmente vive y sigue trabajando en Jujuy. El texto con que se lo homenajea abunda en nombres de personas y de lugares. Se lo llama “soñador de caminos” pero también es un creador de encuentros.

 

“Y nosotros somos educadores en la fe de generaciones en permanente mutación y transformación. No es de extrañar que vivamos en sociedades estalladas. (…) Igual que Jesús, la Iglesia, es decir nosotros los educadores cristianos, está llamada a actuar de tal manera que también ESTOS, los marginados, los heridos, los no iniciados y los huérfanos espirituales tengan vida y la tengan en abundancia (Juan 10, 10). De ahí la necesidad, para nosotros, de ‘estar atentos’  lo que vive la gente, se hacernos solidarios del corazón creyente de la personas, de ser educadores de ESE corazón creyente para que llegue a ser ‘corazón de discípulo’”, dice Genaro en uno de sus textos.

 

Hubo un tiempo y una generación, la de la renovación catequística. Figuras como la de Genaro, la de Frans de Vos, Alfredo Trusso. Venimos de ellos y es bueno agradecerles y recordarlos; sobre todo, por nosotros mismos, porque son nuestra identidad. Seguiremos dándole espacio en nuestras publicaciones y en nuestra “Historia del ISCA” (próxima a continuarse).


Mientras tanto, nos preguntamos qué pasó después. Por qué no surgen figuras renovadoras de nuestra catequesis. Por qué hubo una, y solo una…


El equipo de ISCA

 
EL CATEQUISTA EMANUEL 2013

¿Cómo es el catequista que estos nuevos tiempos nos están pidiendo?

 

Todos los años, a esta altura, nos hacemos la misma pregunta. Los PREMIOS EMANUEL, que el ISCA viene proponiendo desde hace siete años, son nuestra respuesta a esa pregunta. En las entregas anteriores, estos son los catequistas que hemos premiado:

 

2007

El catequista fiel, que permanece en su tarea.

2008

El catequista que vive con felicidad el tiempo que le tocó.

2009

El catequista de la verdad y la esperanza.

2010 El catequista creador de vínculos.
2011 El catequista del Kerigma.
2012 El catequista del entusiasmo.


Este fue un año intenso (todos los años lo son, a su manera, para los catequistas) pero el “acontecimiento Francisco” tiñó con un tono especial toda nuestra vida eclesial con su llamado a vivir una Iglesia más cercana. En la reciente exhortación apostólica Evangelii gaudium lo dice de esta manera:

 

“En una civilización paradójicamente herida de anonimato y, a la vez obsesionada por los detalles de la vida de los demás, impudorosamente enferma de curiosidad malsana, la Iglesia necesita la mirada cercana para contemplar, conmoverse y detenerse ante el otro cuantas veces sea necesario. En este mundo los ministros ordenados y los demás agentes pastorales pueden hacer presente la fragancia de la presencia cercana de Jesús y su mirada personal. La Iglesia tendrá que iniciar a sus hermanos —sacerdotes, religiosos y laicos— en este «arte del acompañamiento», para que todos aprendan siempre a quitarse las sandalias ante la tierra sagrada del otro. Tenemos que darle a nuestro caminar el ritmo sanador de projimidad, con una mirada respetuosa y llena de compasión pero que al mismo tiempo sane, libere y aliente a madurar en la vida cristiana.”
(EG 169).

 

Por eso este año queremos señalar, llamar la atención, reconocer a los CATEQUISTAS DEL ACOMPAÑAMIENTO. El de la projimidad, la cercanía, el caminar juntos. Si conocen catequistas así, mándennos sus nombres y sus lugares de ministerio, para nombrarlos y reconocerlos en nuestro último Comunicándonos del 2013. Pueden escribirnos a comunicandonos@isca.org.ar. Gracias al Espíritu por todos ellos.

 

El equipo del ISCA

 
 
UNA COMUNIDAD “DE ARTESANOS” PARA UNA CATEQUESIS “ARTESANAL”

P. Andrés BOONE

 

Aporte para el Simposio Internacional sobre Vaticano II – organizado por el Instituto Mon. Miguel Raspanti (Buenos Aires/Argentina)

 

1. Transmitir la fe es algo complejo

 

“Vigilen para que se dé con diligente cuidado la instrucción catequística, cuyo fin es que la fe, ilustrada por la doctrina, se torne viva, explícita y activa tanto a los niños y adolescentes como a los jóvenes y también a los adultos; que al darla se observen el orden debido y el método acomodado no sólo a la materia de que se trate, sino también al carácter, aptitudes, edad y condiciones de vida de los oyentes, y que dicha instrucción se funde en la Sagrada Escritura, en la Tradición, Liturgia, Magisterio y vida de la Iglesia”1

 

Esta cita del Vaticano II indica que, entre los deberes que tienen los obispos de enseñar, la catequesis (instrucción catequística) tiene un fin bien concreta: la fe que tiene que llegar a hacerse vida.

 

El documento “La Nueva Evangelización para la transmisión de la fe cristiana – Lineamenta” en el numeral 12 nos dice: “La transmisión de la fe es una dinámica muy compleja que implica en modo total la fe de los cristianos y la vida de la Iglesia.”


Tenemos claro que estamos ante una situación compleja, y necesariamente tenemos que dedicarnos a descubrir aportes que nos pueden llegar de otras ciencias como la educación, la sociología, etc…

 

“Por su supervivencia, cualquier grupo humano transmite sus experiencias, sus leyes, sus valores, sus motivos para vivir. Para eso, tiene tres herramientas útiles de comunicación: la instrucción, el aprendizaje y la iniciación2 . Cada modo de transmisión tiene su lógica propia, su dinamismo interno que le da estructura y organización. Si la instrucción valoriza la representación conceptual, la práctica, reina en el aprendizaje, mientras el rito simbólico predomina en la iniciación. Cada uno tiene su especificidad, pero ninguno funciona solo, los tres se inscriben de hecho en un dispositivo global en dónde se articulan estrechamente los unos con los otros para constituir una configuración original de transmisión y de educación que están entrelazados”3


Gráficamente lo podemos presentar de la siguiente forma:

 

 

 

Este esquema nos hace ciertamente recordar lo que dice el Directorio Catequístico General con respecto a las dimensiones de la formación de los catequistas:

 

“La formación de los catequistas comprende varias dimensiones. La más profunda hace referencia al ser del catequista, a su dimensión humana y cristiana. La formación, en efecto, le ha de ayudar a madurar, ante todo, como persona, como creyente y como apóstol. Después está lo que el catequista debe saber para desempeñar bien su tarea. Esta dimensión, penetrada de la doble fidelidad al mensaje y a la persona humana, requiere que el catequista conozca bien el mensaje que transmite y, al mismo tiempo, al destinatario que lo recibe y al contexto social en que vive. Finalmente, está la dimensión del saber hacer, ya que la catequesis es un acto de comunicación. La formación tiende a hacer del catequista un educador del hombre y de la vida del hombre.” 4

 

Podemos decir que estas tres dimensiones de la formación puedan ser aplicadas a la catequesis como tal. Pero desde la práctica catequística sabemos que muchas veces se le dé más importancia a una dimensión en particular. Si uno está preocupado por el “saber” se inclinará muy rápidamente a editar un catecismo de preguntas y respuestas. Pero también acentuar demasiado la experiencia o el “saber hacer”, se pierde de vista las otras dimensiones. Las tres dimensiones interactúan y son indispensables ante cualquier deseo de transmitir la fe. Y nuevamente queda la pregunta: ¿y cómo hacemos?

 

 

2. El modelo de aprendizaje artesanal 5

 

“Las comunidades de aprendizaje constituyen una propuesta metodológica de educación artesanal, flexible, basada en la formación de destrezas culturales básicas y en el interés, en el interés de los estudiantes por aprender ciertos contenidos y por aprenderlos tan bien que puedan convertirse en maestros para enseñar lo que saben; el interés de los docentes por transformarse en alumnos para aprender lo que deben enseñar y por enseñar con interés y placer lo que conocen bien.”6

 

Ya en la edad media encontramos esta forma de transmitir conocimientos, destrezas,… en lo que eran los gremios.7 Era una forma de transmisión bien concreta y bien armada. Estaba organizado desde la iniciación en el mundo de la artesanía, a través del desarrollo de comportamientos y actitudes, destrezas, contenidos y técnicas concretas tanto en el campo teórico como en el campo práctico. Era una dinámica global de educación que tocaba todo la persona, tanto corporalmente, como en el corazón, la inteligencia y en relación con los otros. El aprendiz “aprendía” en el interior de una situación social y real, no era dentro de una escuela que le preparaba al oficio. Era como un baño de inmersión en situaciones concretas en lo cual estaba en juego todo, tanto lo económico, como lo político, etc…

 

Es célebre el principio establecido por Aristóteles: “Lo que hay que hacer sabiendo, lo aprendemos haciéndolo. Nos hacemos constructores construyendo casas y citaristas tocando cítara”. De igual manera sucede en el campo de la ética, donde “practicando la justicia nos hacemos justos, practicando la templanza, templados, y practicando la fortaleza, fuertes. 8

El aprendiz va haciendo un camino al lado del artesano, y a medida que se involucre en este camino, se va ir haciendo artesano. Y no es solamente un aprendizaje de técnicas a través de la tecnología, todo su ser está comprometido en llegar a ser un artesano. “Un aprendiz es un sistema abierto en interacción con el ambiente que le rodea, del cual obtiene información, integrándola en su esquema mental (la trasforma y la reordena) y usándola después. Todo aprendizaje supone una transformación, ya sea aprender a tocar un instrumento o aprender una lengua nueva, es decir, supone un cambio.”9

 

Elemento clave para el aprendiz es el ambiente, o el grupo (comunidad) en dónde él adquiere a través de las experiencias los conocimientos. Un grupo (el gremio) que lo aceptara después de un tiempo como artesano cuando logre presentar un resultado (que en muchos casos era una pieza artesanal). Para acceder a este momento de prueba, era necesario haber recorrido un camino en lo cual se le fueron dando paulatinamente elementos para llegar a ser un artesano.

 

Sería interesante profundizar más este modelo para descubrir sus mecanismos y su posible aplicación y adaptación a los mecanismos de transmitir la fe. Me parece que hay dos elementos importantes que podrán orientar nuestro quehacer catequístico respondiendo también a la situación actual que estamos viviendo

 

 

3. Dos elementos importantes

Ya sabemos que no vivimos en una sociedad del modelo de cristiandad. No podemos suponer la fe en los catequizandos que se nos acercan. Por lo cual el gran peso viene a caer sobre nuestras comunidades y dentro de estas comunidades por supuesto tienen un rol importante los catequistas. Pero lo primero es la comunidad, una comunidad “artesanal”, y luego dentro de esta comunidad el rol del “maestro artesano”

 

3.1. Una comunidad “artesanal”

El “gremio artesanal” formaba un grupo dentro del cual se compartía no solamente el trabajo, era también el referente para todas las actividades que se generaba en su interior.

Algunos documentos de la Iglesia ya han indicado la importancia de la comunidad y su responsabilidad en relación a la catequesis

 

“La catequesis es una responsabilidad de toda la comunidad cristiana. La iniciación cristiana, en efecto, ‘no deben procurarla solamente los catequistas o los sacerdotes, sino todo la comunidad de los fieles’ 10. La misma educación permanente de la fe es un asunto que atañe a toda la comunidad. La catequesis es, por tanto, una acción educativa realizada a partir de la responsabilidad peculiar de cada miembro de la comunidad, en un contexto o clima comunitario rico en relaciones, para que los catecúmenos y catequizandos se incorporen activamente a la vida de dicha comunidad.11

 

“En primer lugar la Iglesia toda está llamada a ser catequizada y catequizadora porque ella es depositaria de la Buena Nueva que debe ser anunciada. Las promesas de la Nueva Alianza en Cristo, las enseñanzas del Señor y de los Apóstoles, la Palabra de Vida, las fuentes de la gracia, todo esto ha sido confiado y se vive en la comunidad de la Iglesia.12 En ella su vida íntima: la vida de oración, de escucha de la palabra, la caridad fraterna vivida, el pan compartido, no tienen pleno sentido sino en cuando se convierten en testimonio, se hacen predicación y anuncio explícito de la Buena Nueva y buscan la adhesión vital y comunitaria13 14

 

Nuestras comunidades tienen que ser “comunidades de amor”15 donde “los hombres y mujeres de nuestro tiempo se sienten convocados y recorren la hermosa aventura de la fe” 16. Tienen que ser “células vivas de la Iglesia y el lugar privilegiado en el que la mayoría de los fieles tienen una experiencia concreta de Cristo y la comunión eclesial. Están llamadas a ser casas y escuelas de comunión”17 . Deben tener “la Palabra de Dios como fuente de su espiritualidad” 18. “No puede haber vida cristiana sino en comunidad...” 19.Creo que es un desafío grande “cultivar la formación comunitaria” 20 y tener comunidades donde se puede experimentar la comunidad “como una familia en la fe y la caridad, en la que mutuamente se acompañen y ayuden en el seguimiento de Cristo” 21

 

“El texto de los Lineamenta concluía el capítulo dedicado al análisis de las prácticas pastorales con la intuición de Pablo VI: para evangelizar la Iglesia no tiene necesidad solamente de renovar sus estrategias, sino más bien aumentar la calidad de su testimonio; el problema de la evangelización no es una cuestión organizativa o estratégica, sino más bien espiritual. ‘El hombre contemporáneo escucha más a gusto a los que dan testimonio que a los que enseñan, o si escuchan a los que enseñan, es porque dan testimonio […] Será sobre todo mediante su conducta, mediante su vida, como la Iglesia evangelizará al mundo, es decir, mediante un testimonio vivido de fidelidad a Jesucristo, de pobreza y desapego de los bienes materiales, de libertad frente a los poderes del mundo, en una palabra de santidad.’”

 

 

Recordamos también las 50 proposiciones redactadas durante el III Congreso Catequístico Nacional 22. Hay 3 anhelos con respecto a la Comunidad, de la cual la primera dice: Proponemos propiciar desde la iniciación cristiana una comunidad con gestos y rasgos maternales.

 

Seamos conscientes que esto exigirá una conversión pastoral y renovación misionera de las comunidades. “Ninguna comunidad debe excusarse de entrar decididamente, con todas sus fuerzas, en los procesos constantes renovación misionera, y de abandonar las estructuras caducas que ya no favorezcan la transmisión de la fe” .23

 

3.2. El catequista, “maestro artesano”

El maestro artesano era el responsable de transmitir los “secretos” del oficio, de educar al aprendiz, de acompañar los procesos del aprendiz hasta el día que el aprendiz era oficial. El maestro artesano recibía el encargo del gremio y entre el artesano y el gremio existían lazos y responsabilidades bien concretos. Era elegido y aceptado como tal.

 

El catequista es considerado “profeta y comunicador – que sea persona de espíritu evangélico que ha tenido un encuentro con Cristo y está dispuesta a una continua conversión – que participe activamente en la vida eclesial siendo persona de oración y vida sacramental – que dé un buen testimonio cristiano de vida, incluyendo el social,.”

 

En la III Semana Latinoamericana de Catequesis, se acentúa la identidad del catequista como discípulo. “El catequista es un bautizado que, en fidelidad a su vocación, busca continuamente ser madura humana y cristianamente, consciente de haber sido llamado por la gracia del Padre al seguimiento de Jesús en el discipulado, junto a otros hermanos, en la comunidad de la Iglesia, enriquecido por el Espíritu para una misión específica: ser ministro de la Palabra, al servicio del Reino y para la vida del mundo”24

 

Y en el documento Instrumentum laboris del sínodo próximo dice: “los catequistas son testigos directos, evangelizadores insustituibles, que representan la fuerza fundamental de las comunidades cristiana.” 25

 

Unas de las proposiciones del III CCN, en la comisión 9 dice: “Pronemos formadores que acompañen a los catequistas en un camino de encuentro con Jesús Resucitado, que lleva al Padre en el Espíritu. Encuentro kerigmático-pascual que transforma la vida y lo impulsen a anunciarlo, en diálogo profundo con el contexto cultural del hombre y la mujer de hoy”

Es claro que ser el catequista es una respuesta al llamado de Dios y al llamado de la comunidad para ser “maestro artesano” en la fe y acompañar los procesos de aprendizaje de los “aprendices”:

 

Concluyendo

Hasta ahora hemos hablado mucho sobre los actores en este modelo (si bien falta el actor principal: “el aprendiz”). He hecho esta opción porque estoy convencido que sin la conversión de la comunidad y del catequista no lograremos una nueva evangelización, y sin nueva evangelización no hay una nueva catequesis.

 

A su vez creo que también queda todavía a profundizar más este modelo de aprendizaje para conocer aún más sus mecanismos de transmisión, de transformación, de integración,…

Nos esperamos tiempos apasionantes, “afrontamos la nueva evangelización con entusiasmo. Aprendamos la dulce y reconfortante alegría de evangelizar, aún cuando parezca que el anuncio sea un sembrar entre lágrimas. El mundo, que busca respuestas a los grandes interrogantes acerca del sentido de la vida y la verdad, podrá vivir con renovada sorpresa la alegría de encontrar testigos del Evangelio que, con la simplicidad y la credibilidad de la propia vida sepan mostrar la fuerza transformadora de la fe cristiana.” 26

 

P. Andrés BOONE, SDB 4 de octubre 2012 Paysandú / Uruguay


1.Vat. II, Decreto “Christus Dominus”, nº 14

2. Para profundizar el tema de la iniciación les invito a leer un artículo mío: Iniciar a la vida, la dinámica de la iniciación vivida como un camino a recorrer, publicado en Los desafío se la catequesis ante el cambio cultural. Primer y segundo concurso Frans De Vos, Ensayos de reflexión catequístico-pastoral e investigación catequística. Colección ISCA, serie estudios catequéticos, Ed. San Benito,Buenos Aires, 2008, p. 11ss.

3. « Pour sa survie, tout groupe humain transmet ses acquis, ses lois, ses valeurs, ses raisons de vivir. Il dispose à cet effet de trois outils majeurs de communication : l’instruction, l’apprentissage et l’initiation. Chaque mode de transmettre a sa logique propre, sa dynamique interne qui le structure et l’organise. Si l’instruction valorise la représentation conceptuelle, la pratique règne dans l’apprentissage tandis que la symbolique rituelle prédomina dans l’initiation. Chacun a sa spécificité mais aucun ne fonctionne seul : les trois s’inscrivent de fait dans un dispositif global oú ils s’articulent étroitement les uns aux autres pour constituer une configuration originale du transmettre et de l’éducation qui y est liée. » FAYO-FRICOUT, A., et autres, L’initiation chrétienne démarche catéchuménale . p. 18

4. DGC, nº 238

5. cfr. Denis VILLEPELET, L’initiation en post-modernité, Revue Lumen Vitae, Vol. LXVI, nº 2, 2011, pp. 127-135

6. http://colegiadodocente.blogspot.com (consultado el 3 de octubre 2012)

7. “El gremio fue un tipo de asociación económica de origen europeo, que agrupaba a los artesanos de un mismo oficio, que apareció en las ciudades medievales y se extendió hasta fines de la Edad Moderna …/… El gremio reguló todos los aspectos, materiales y espirituales, de la vida de los artistas: Su formación y escala laboral: contratos de aprendizaje; aprendiz, oficial, maestro, etc. El funcionamiento de su taller: suministra los materiales, supervisa la producción: vendedores (fiel contraste), regula el "justo precio" del producto, controla los contratos. La vida espiritual de sus miembros y gestiona prácticas de beneficencia: Funda un hospital o cofradía advocada a sus santos patronos. Cuida de las exequias de sus miembros y de los sufragios para la eterna salvación de sus almas. Cuida a las viudas y huérfanos. Dotes, ayudas económicas.” http://raulrv.blogspot.com/2009/01/los-gremios-medievales.html (consultado el 3 de octubre 2012)

8. Citas tomadas de: http://132.248.9.1:8991/hevila/EstudiospublicosSantiago/2004/no93/3.pdf (consultado el 3 de octubre 2012)

9. ver http://www.ieslaaldea.com/documentos/aprendizaje.pdf (consultado el 3 de octubre 2012)

10. cfr. AG 14

11. DCG 220

12. cfr. EN 1533

13. cfr. EN 21-23

14. La catequesis en América Latina, Orientaciones comunes a la luz del Directorio General para la Catequesis, (CAL), 185

15. Documento de Aparecida (DA), 159

16. Idem

17. A, 170

18. DA, 178

19. DA, 278b

20. DA, 305

21. Idem

22. Realizado en Morón, Buenos Aires, Argentina, mayo 2012

23. DA, 365

24. CAL, 202

25. La nueva evangelización para la transmisión de la fe cristiana, Instrumentum laboris, nº109

26. ídem, nº 169

 
 
NOTICIAS
Congreso Internacional de Catequistas

EL CONGRESO MUNDIAL DE CATEQUESIS EN EL SITIO DEL ISCA

Como lo anunciábamos en el número anterior de Comunicándonos, hemos renovado la cabecera de nuestro  espacio en la web con el agregado un sitio especial dedicado al Congreso Mundial de Catequistas. El rector del ISCA, Pbro. José Luis Quijano, estuvo presente allá y queremos compartir los frutos de este acontecimiento con ustedes. Tenemos textos, fotos y videos del evento catequístico del año. Pueden visitarlo en http://www.isca.org.ar/congreso/

 

Alegrarnos en el Evangelio

ALEGRARNOS EN EL EVANGELIO: UN TEXTO PARA LEER
Ya hablamos más arriba, en este mismo número, de la Exhortación Apostólica “Evangelii Gaudium” del Papa Francisco, una lectura nutritiva y entusiasmante. Las personas que quieran descargarla para leerla e imprimirla, pueden encontrarla en el espacio especial que le preparamos en el sitio web del ISCA: http://www.isca.org.ar/documentos/papa-francesco-evangelii-gaudium-sp.pdf

NAVEGANTES 3.0

LOS NAVEGANTES 3.0
Ya está disponible la segunda entrega de NAVEGANTES 3.0 el programa de televisión, conducido por el Pbro. Juan María Gallardo y el Pbro. José Luis Quijano, Rector del ISCA.  Pensado como “un espacio de información e intercambio para los que navegamos en busca de nuevas formas de anunciar el Evangelio”, podemos disfrutarlo entrando desde nuestro sitio web: http://www.isca.org.ar/index.php o hacernos amigos de su página de Facebook para acceder a sus programas y a más información: https://www.facebook.com/navegantes3.0?fref=ts

PAPA FRANCISCO, EN TIEMPO REAL

EL PAPA FRANCISCO, EN TIEMPO REAL
“Podrás leer en tiempo real todas las noticias sobre Papa Francisco y esta nueva etapa en el Vaticano. ANSA, en sintonía con sus valores de confiabilidad, independencia y rapidez, intenta responder a todas las preguntas informativas de un público atento y cada vez más exigente.” La Agencia Noticiosa ANSA presenta así su nueva aplicación para celulares PAPA FRANCESCO NEWS. Puede descargarse en http://www.papafrancesconewsapp.com/

CORREO DE LECTORES
 

Hola, soy docente de E.G.B. y quisiera saber ¿cómo se hace para dar catequesis en las escuelas religiosas? Debo hacer algún profesorado, o algún seminario?  Soy de Rosario Santa Fe. Espero una pronta respuesta. Saludo atentamente.

Patricia Ferrer

 

Hola.
Me llamo Paola Veliz y quiero ser catequista. Me podrían decir cómo y a donde puedo hacer un curso o si hay cursos por internet, mejor.

Gracias

Paola Veliz. Córdoba

 

Patricia y Paola: Es conveniente que averigüen en la diócesis; los lugares más cercanos a la realidad eclesial de ambas. También pueden encontrar cursos de actualización catequística a distancia en http://www.buenasnuevas.com/cursos.htm

 

¡Hola!! me encantaría saber cuando empiezan las inscripciones para estudiar catequesis, les agradecería la información.
Muchas gracias

Rosalía Hidalgo

 

Hola. Me quiero comunicar con ustedes porque quisiera que me pudieran informar sobre los cursos para formacion de catequista para niños a distancia, porque vivo en Puerto Deseado, Santa Cruz

Janina Huber

Rosalía y Janina: estén atentas a las novedades en nuestro sitio web, http://www.isca.org.ar/cursos.php porque a partir de abril empiezan los cursos de acreditación para catequistas del ISCA.

 

Felicitaciones P. Cote Quijano... P. Gallardo
No sé qué pasó que no vi el primer programa pero estoy gozosa  y muy agradecida al Señor que me permitió "toparme" hoy con este segundo programa de "los navegantes3.0". Genial. Me gustó muchísimo poder conocer la Capilla Sixtina, reflexionar a partir del cuento del "leñador", saber acerca de la película "El gran milagro", etc. Por ahora mi posibilidad de acceder a este programa es a través de internet. (Como sé que están abiertos a los aportes de las personas, me tomo el atrevimiento de pedirles que al hablar modulen sobre todo las últimas sílabas y letras que por momentos, a mí particularmente, me cuesta entender o escuchar pues es como que se baja el volumen). No obstante, el programa está buenísimo. Los aliento a que continúen con entusiasmo y alegría en este emprendimiento. Ruego al Señor y a la Virgen Santísima por ustedes. Bendiciones! y Gracias por estar ahí!

Raquel Rossi
Diócesis de Formosa

 
suscribir al comunicándonos
 
   
     

 

 

 
 
 
*********************************149

©2017 ISCA Instituto Superior de Catequesis Argentino.
Equipo ISCA | Venezuela 4145 - Ciudad Autónoma de Buenos Aires - Argentina
Tel. +54 (011) 4981-5384
Lunes y Miércoles de 10 a 12 hs. | Viernes de 16 a 18 hs.
Brindamos formación a distancia (cursos on line) a catequistas. Ofrecemos recursos catequéticos y espacios para compartir experiencias y continuar el desafío de una formación permanente. Cursos a distancia en línea - Cursos semi presenciales - Talleres en línea - Aula Abierta - Foro - Encuestas - Comunicándonos - Observatorio - Jornadas y Conferencias del ISCA - Javaiá - Publicaciones - Indice Temático - ISCA en Facebook - BLOG: Nosotros Catequistas - Libros ISCA - Documentos - Sitios recomendados - Biblioteca.