COMUNICANDONOS
Año 12 - Nº 152
Junio 2014
PENTECOSTÉS: PEDIR EL ESPÍRITU Y EL DON DEL CONSEJO

Un joven argentino visitó el santuario de Luján. Tenía un grave problema y su madre le sugirió que le pidiera consejo a la Virgen. Este es el don del Consejo: no decir “no, pero esto…” sino dejar que el Espíritu hable. Y esa mujer humilde y sencilla dio a su hijo el mejor consejo. Porque este joven sencillo me dijo: “he mirado a la Virgen y he sentido que tengo que hacer esto, esto y esto”. Yo no tuve que hacer nada. Lo hicieron todo la madre, la Virgen y el muchacho. ¡Ese es el don del Consejo! El Espíritu nos ayuda a crecer interiormente y positivamente en la comunidad y a no caer presa del egoísmo ni de nuestra forma de ver las cosas.

 

A través suyo, Dios guía a las personas por el camino recto. La condición esencial para conservar este don es la oración. Todos podemos rezar las oraciones que hemos aprendido de pequeños, pero también dirigirnos a Dios con nuestras palabras: -Señor, ayúdame, aconséjame: ¿Qué tengo que hacer ahora?- Y con la oración hacemos espacio para que el Espíritu venga y nos ayude en ese momento, nos aconseje que debemos hacer. Rezar al Señor: Jamás olvidar la oración. Jamás.

 

Nunca tenemos que olvidarnos de rezar. Ninguno se da cuenta cuando rezamos en el autobús o por la calle: recemos en silencio. Aprovechemos estos momentos para rezar, para que el Espíritu Santo nos conceda el don del consejo. Que en la intimidad con Dios y escuchando su palabra, dejamos de lado, poco a poco, nuestra lógica personal y en nosotros madura una sintonía profunda con el Señor que nos lleva, en cambio, a preguntarnos cuál es su voluntad. Es el Espíritu el que nos aconseja, pero nosotros tenemos que dejarle espacio para que lo haga. Dar espacio y rezar para que nos ayude siempre.

 

Fragmentos de la catequesis de SS el Papa Francisco I, el 7 de mayo de 2014 en Roma.

EL CATEQUISTA, LA CATEQUESIS Y EL KERIGMA: EL DESAFÍO DE ENREDARSE

El desafío de estos tiempos no es qué hacer con la crisis (de las instituciones, de la familia, de los valores, de la transmisión de la fe...). Llevamos décadas quejándonos de esa crisis; ella viene siendo el más permanente de nuestros estados. El desafío actual tiene que ver con nosotros, no con ella. Y con nuestra capacidad de pensar en red, de reconocernos en ella, de actuar conectándonos. Desde esta mirada, la de la red, la catequesis ya no es solamente una tarea sino un hilo de un entramado. Una trama de tres elementos: catequistas, catequesis y kerigma. Una persona, una acción y un contenido. Tres hilos entrelazados. No una soledad sino una figura que resulta del juego de estos tres elementos.

 

Durante los últimos años la actividad catequística experimentó un florecimiento de actividades acerca de la persona del catequista en encuentros, en textos y jornadas. Fue la reacción a un largo tiempo de estar en un segundo plano, subordinados a la tarea, casi invisible. Creemos que centrarnos en uno solo de los tres elementos (persona, acción, contenido) es perder la unidad, por lo tanto la totalidad. Centrarnos en la persona del catequista nos hace perder la dimensión de su tarea. Centrarnos en la catequesis nos aleja de su mensaje y sus actores. Centrarnos en el kerigma y desdeñar el resto es suponer que hay mensaje sin continente ni personas que lo lleven.

 

Estamos pensando nuestro III SENAC (Seminario Nacional de Catequesis) desde este anhelo de integridad. El título de este Seminario es “EL CATEQUISTA, LA CATEQUESIS Y EL KERIGMA A LA LUZ DE LA EVANGELII GAUDIUM” y en sus tres jornadas queremos identificar nuevos paradigmas para el anuncio del Kerigma en el espacio urbano, recorrer la evolución histórica del concepto de “Catequesis” e indagar en la identidad del catequista y su eclesialidad a partir de su ministerialidad. En otra parte de este mismo newsletter encontrarán información más precisa. Ojalá que seamos capaces de tejer redes, entramar encuentros, enredarnos.

El equipo del ISCA

comunicandonos@isca.org.ar

ECOS Y DESAFÍOS DEL CONGRESO INTERNACIONAL DE CATEQUESIS

Pbro. José Luis Quijano

rector@isca.org.ar

 

“Prediquen siempre el Evangelio y si fuese necesario también

con las palabras”. Pero antes el testimonio: que la gente vea en sus

vidas el Evangelio, que pueda leer el Evangelio.”
S.S. Francisco

 

Entre el 26 y el 28 de septiembre de 2013, en el contexto del Año de la Fe, se realizó en Roma el Congreso Internacional de Catequesis, con el lema “El catequista, testigo de la fe”. El Padre Luiz Alves de Lima nos solicitó un artículo sobre este Congreso para la revista “Catequese”, que él dirige. Se trata de una publicación bimensual editada por Unisal. Centro Universitario Salesiano de San Pablo, Brasil. Este pedido se convirtió en razón y en motivación para poner en acto, una vez más, uno de los propósitos más genuinos de nuestra identidad: “pensar la Catequesis”.

 

Llegados desde “el fin del mundo”

”Fueron a buscar al Papa hasta el fin del mundo” bromeó Francisco ante la multitud reunida en la Plaza de San Pedro, aquel 16 de marzo de 2013, una vez finalizado el cónclave. Desde el lejano sur, desde allí donde parece terminar el mundo, la delegación argentina llegó al Congreso Internacional de Catequesis. Junto a más de una decena de catequistas de nuestro país, integraron esta delegación 1 Mons. Nicolás Baisi, Obispo Auxiliar de La Plata y miembro de la Comisión Episcopal de Catequesis y Pastoral Bíblica; el Pbro. Carlos Osvaldo Paravizzini, Vicedirector de la Junta Nacional de Catequesis; el Pbro. José Luis María Rey, Director de la Junta Arquidiocesana de Catequesis de Buenos Aires; Silvina Cambría de Grimaldi, Directora Diocesana de Catequesis de Río Cuarto; Raquel Pastrana, responsable del área de Catequesis Familiar de la Arquidiócesis de Salta; y yo, José Luis Quijano en representación del  Instituto Superior de Catequesis Argentino.

 

Nos sentimos verdaderos peregrinos. “No es lo mismo ser un deambulante que un peregrino. El que deambula, camina sin sentido. El peregrino, en cambio, avanza firmemente hacia el encuentro con sus anhelos más profundos y hace de su vida una respuesta leal y generosa a la amistad que Dios le ofrece.” 2 Buscábamos vivir una honda experiencia eclesial que nos hiciera “tocar” la amistad de Dios y, al mismo, tiempo, queríamos escuchar, aprender, reflexionar, desentrañar los desafíos de una Catequesis renovada y cargar nuestras mochilas y voluntades con nuevos proyectos.

 

Nos sentimos convocados, sobre todo, por una de las finalidades del Año de la Fe, finalidad que hizo suya el Congreso Internacional de Catequesis:

 

“recuperar ‘la unidad profunda entre el acto con el que se cree y los contenidos a los que prestamos nuestro asentimiento’ (PF 10) porque la fe es, ante todo, un don de Dios y una acción de la gracia que transforma el corazón del creyente. Además, ‘el conocimiento de los contenidos que se han de creer no es suficiente si después el corazón, auténtico sagrario de la persona, no está abierto por la gracia que permite tener ojos para mirar en profundidad y comprender que lo que se ha anunciado es la Palabra de Dios.’ (PF 10) En esta descripción se encierran tanto la persona como el rol del catequista. En una época del fraccionamiento del saber y de la experiencia, es urgente, sostener, promover y formar catequistas capaces de captar los desafíos del tiempo presente, para ofrecer un testimonio capaz de hacer posible la propuesta del Dios de Jesucristo a nuestros contemporáneos.”3

 

El contexto plural (con delegaciones provenientes de los diversos continentes) nos invitó a abrirnos a la diversidad de planteos, situaciones y propuestas y, al mismo tiempo, a adentrarnos en nuestra propia identidad latinoamericana. Desde allí, desde la profundidad de lo auténticamente nuestro, pudimos imaginar, pensar, comparar y observar  desde lo propio. Distintos y coexistentes escenarios latinoamericanos se nos hicieron presentes, como animándonos en la búsqueda de una tierra prometida más humana y más justa en la que la fe se elige y se encarna como algo propio, absolutamente vital e irrenunciable.” 4

 

 

Un nuevo lugar para la Catequesis

Comenzamos a partir de esta constatación: el hombre y la mujer de hoy se acercan  a la Iglesia, en no pocas ocasiones, con una solicitud puntual. Regresan, a veces, después de mucho tiempo y se encuentran con un dispositivo pastoral que consiste en un proceso diseñado para los que tienen fe y que, muchas veces, no tiene en cuenta la falta de continuidad. Se produce, entonces, una dicotomía entre la solicitud de los destinatarios y lo que la Iglesia se dispone a darles.  Sus propósitos son diferentes: la Iglesia ofrece el crecimiento en la fe y la inserción en Cristo y en la comunidad y los destinatarios piden, sobre todo, "ritos de paso", generalmente, de orden social.

 

Este escenario nos lleva a seguir pensando, no sólo en la concepción de Catequesis en términos de un nuevo paradigma catequético, como ya venimos haciendo desde hace años, sino también en el lugar que ella ocupa en el proceso evangelizador. Esta reflexión a la cual nos sentimos interpelados, desde hace tiempo, se inserta hoy en el cambio de lugar que se le ha asignado a la Catequesis en el conjunto de oficinas y organismos que integran la curia romana. En la rica sinfonía del Magisterio petrino5 correspondiente al Año de la Fe, que culminó el domingo 24 de noviembre, Solemnidad de Cristo Rey, se realizaron, también, algunas acciones que permiten visualizar un horizonte pastoral de renovación: la realización del Sínodo sobre la Nueva Evangelización para la Transmisión de la Fe Cristiana y el traslado de la Catequesis de la Congregación para el Clero al Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización.

 

Este cambio de lugar no es aleatorio y está cargado de sentido. “Hacer más orgánica la relación entre la Catequesis y la Nueva Evangelización permite, ante todo, consolidar el camino que el concilio Vaticano II ha querido expresar en modo innovador para las diversas etapas de la misión de la Iglesia en su tarea de evangelizar. Al mismo tiempo, ofrece al proyecto de la Nueva Evangelización un instrumento altamente calificado para aclarar mayormente el camino que ella está llamada a recorrer.”6 Como instrumento privilegiado de la Nueva Evangelización, la Catequesis se interroga hoy a sí misma acerca de la conversión que ha de experimentar en el actual contexto eclesial y cultural.

 

Estar situada en el ámbito de la Congregación para el Clero implicaba un paradigma en el cual se la concebía prioritariamente vinculada a los sacramentos. Suponía una continuidad en un camino jalonado de "etapas" adecuadas a las distintas edades, en el que los sacramentos se insertaban como "momentos" fuertes en el seno de una continuidad sin interrupciones. La Catequesis se asumía, casi exclusivamente, como instrumento de preparación para la recepción de esos sacramentos.

 

La ubicación de la Catequesis en el ámbito del Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización supone un paradigma catequético diferente. Nos lleva a pensar en una Catequesis evangelizadora en la cual la dimensión misionera  constituye un subrayado particular: se trata de una Catequesis que sale a buscarnos en las diversas “edades de nuestra fe” y en nuestros distintos lugares de encuentro teológico con Dios, para proponernos a Jesús y su Evangelio.

 

“La relación que induce a unir ‘Nueva Evangelización’ y ‘Catequesis’ conlleva, inevitablemente, la exigencia de una renovada interpretación del proceso catequético leído a la luz de la Nueva Evangelización; esto supone, por lo tanto, interpretarla como herramienta de la comunidad cristiana para ir al encuentro de los creyentes y de todos los que están buscando el sentido de la vida. Los primeros no deberán desestimar la exigencia de una Catequesis expresada y desarrollada en clave misionera para recuperar la fuerza del anuncio en todos los que tienen un papel activo en la comunidad cristiana. Para los otros, la Catequesis puede convertirse en anuncio – a veces, en un primer anuncio - , para entender gradualmente la novedad de la fe y su importancia en la vida.” 7

 

 

Voces y acontecimientos del Congreso Internacional de Catequesis

JUEVES

26

SEPT.

El Congreso se inició, por la tarde, con el saludo de bienvenida del Secretario del Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización, Mons. Octavio Ruiz Arenas.

 

El “Preludio” del Congreso estuvo a cargo de Mons. Rino Fisichella, Presidente del Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización, quien afirmó categóricamente que “pensar que la Iglesia realice un camino de Nueva Evangelización y que la Catequesis permanezca con los mismos rasgos del pasado  - aún reciente – es un riesgo que es necesario evitar…Una de las tareas de la Nueva Evangelización consta, en primer lugar, en consolidar la fe de los cristianos más cercanos a la comunidad. En efecto, con frecuencia parece convertirse en las brasas del fuego ardiente, que ya no es llama viva capaz de dar apoyo a la existencia. Por diversas razones se ha convertido en una fe débil, para muchos también insignificante para su vida, y que necesita, sin embargo, de un renovado aliciente…”

 

Luego, la Prof. Bruna Costacurta, Directora del Departamento de Teología Bíblica en la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma, contribuyó a colocar el ícono del encuentro del Resucitado con los discípulos de Emaús, como paradigma de nuestra historia de creyentes. Lo hizo a través de la Lectio Divina que unió a todos los participantes en un significativo momento de oración.

 

Finalmente, dos relaciones para la primera jornada del Congreso: una,  a cargo del Dr. Petroc Willey, Director Adjunto del Instituto del Instituto Maryvale de Birmingham, Reino Unido, (Dios busca al hombre y se revela). “Dios nos busca a nosotros, los hombres, para revelarse a sí mismo. Su revelación es comunicación, la comunicación de sí mismo a nosotros. La Catequesis es, pues, la obra preciosa de la Iglesia, que consiste en transmitir esta Revelación.  La otra, a cargo del Rvdo. Manuel José Jiménez Rodríguez, Capellán de la Universidad Nacional de Colombia y Director del Departamento de Catequesis de la Conferencia Episcopal de Colombia, (La Iglesia, primer sujeto de la fe). “Es urgente demostrar que la fe no es sólo una opción individual que ocurre en la interioridad del creyente (…), que no es vínculo aislado entre el yo del fiel y el Tú divino, entre el sujeto autónomo y Dios (…), que no puede ser una mera confesión que nace del singular (LF 39). La fe cristiana no es un hecho privado, una concepción individualista, una opinión subjetiva.” (LF 22). La fe es don de Dios y respuesta libre, pero no es un acto aislado. La fe es un acto eclesial. La Iglesia es la primera en creer. La Iglesia es la primera que profesa al Señor en todos lados, y con ella y en ella somos impulsados y llevados a profesar también nosotros: creo, creemos…”

VIERNES

27

SEPT.

La segunda jornada del Congreso se inició con la oración comunitaria e, inmediatamente a continuación, tuvo lugar la tercera relación en la cual  el Prof. Mons. Pierangelo Sequeri, Decano de la Facultad de Teología del Norte de Italia (Milano), se refirió al dinamismo del acto de fe: memoria, evento, profecía. “Los escritos evangélicos son un verdadero dispositivo metodológico de la correlación entre historia de Jesús y acceso a la fe. La memoria fidei nos enseña a reconocer con qué fuerza el evento del Señor sostiene nuestra fe, en la misma historia de la Iglesia. Es preciso mencionar aquí  el carácter problemático de la ausencia de una historia eclesiástica de la evangelización. Por decirlo directamente, es como si la catequesis cotidiana hubiese reencontrado los Evangelios, pero no hubiera entonces llegado a los Hechos de los Apóstoles… La transmisión de la fe y la purificación de la religión deben volver transparente –en signos y parábolas adaptadas– el vínculo profundo de Dios con el origen y el destino del hombre. No podemos utilizar una lengua que es comprendida sólo por nosotros: debemos encontrar palabras de vida eterna, no una jerga de supervivencia. Y no podemos perder la memoria de la fe apostólica, sin la cual seríamos simplemente una provincia ideológica del imperio secular.”

 

La cuarta relación del Congreso fue titulada “Traditio et redditio Symboli. Nuestro ‘sí’ a Dios” y estuvo a cargo del P. Robert Dodaro, O.S.A., Decano del Institutum Patristicum Augustinianum de la Pontificia Universidad Lateranense (Roma). Esta ponencia acercó a los participantes  a esta cuestión: ¿cómo puede lograrse un adecuado equilibrio entre el respeto por la Tradición de la Iglesia y un método y un lenguaje adaptados a los tiempos y a las culturas? A través de algunos ejemplos se responde a esta pregunta: San Hilario de Poitiers y San Agustín cuidaron el justo equilibrio entre los términos bíblicos tradicionales y las reformulaciones y adaptaciones de este lenguaje para ser empleado con las poblaciones que habían sido recientemente evangelizadas y catequizadas (inculturación teológica). Otro ejemplo emblemático es el discurso del beato Juan XXIII, con el cual dio apertura al Concilio Vaticano II, Gaudet mater ecclesia (11 de octubre de 1962). Se observa en él la lingüística apropiada en la puesta al día del modo en el que son presentadas las doctrinas antiguas y modernas de la Iglesia a los hombres y las mujeres de nuestro tiempo. 8

 

Por la tarde se realizaron las siguientes comunicaciones, que fueron coronadas por la Catequesis del Papa Francisco, con la cual se puso fin a la segunda Jornada del Congreso:

  • Credibilidad de la fe, la relación entre fe y razón en la transmisión de la fe, a cargo del Rvdo. Krzysztof Kaucha, docente de Teología fundamental en la Universidad Católica de Lublin (Polonia). “Fe y razón tienen necesidad una de la otra y se sostienen una a la otra. La fe no es irracional, no omite la razón ni la destruye. La fe cristiana no es un producto natural de la razón humana, pero siempre estimula la razón a abrirse y considerar mucho más que aquello que la razón, sólo por sí misma, puede ver.”
  • Para una pedagogía del acto de fe, por el Dr. Jem Sullivan, Docente de Catequética en la Pontificia Facultad de la Inmaculada Concepción de la Dominican House of Studies (Washington, DC, USA). “La Revelación de Dios inspira no sólo el contenido de la Catequesis, ella guía también la aplicación de los principios educativos en contextos catequísticos diferentes. Las teorías de la educación sirven al acto de la fe en la medida en que ellas animan la fiel transmisión del entero contenido de la Revelación y nutren la continua conversión a Dios.”A la luz de la “original pedagogía de la fe”, esta presentación propone tres principios pedagógicos para el acto de fe: una pedagogía teocéntrica, una pedagogía cristocéntrica y una pedagogía eclesial. La presentación cierra, finalmente, poniendo el acento en el rol indispensable del testimonio personal, fiel, alegre y humilde del catequista que enriquece en forma profundamente humana la concreta aplicación de las teorías y de los métodos educativos en la Catequesis.
  • En el río de la “Traditio Verbi”: la armonía entre Escritura, Tradición y Magisterio, a cargo del Rvdo. Alberto Franzini, Párroco (Cremona, Italia). “Según la DV, la Revelación consiste sobre todo en la relación dialogal, que Dios ha puesto en marcha con el hombre, con el fin de comunicarse a sí mismo a aquél y de dar sentido pleno a la vida humana. La Revelación no apareció sólo ‘verbis’ (comunicación de verdad), sino también ‘gestis’ (eventos), profundamente entrecruzados entre ellos…. La Tradición y la Escritura no son tan sólo dos fuentes documentales de la Revelación, sino que son dos testimonios que, insertos vitalmente en el organismo eclesial, resuelven la tarea de notificar y de actualizar la historia de la Revelación de Dios. Si la Escritura es palabra de Dios en cuanto es puesta por escrito bajo la inspiración del Espíritu Santo, la Tradición transmite integralmente la Palabra de Dios.” (DV 9).”
  • Recepción del Catecismo de la Iglesia Católica en la Catequesis. Experiencias y criterios para una plena recepción, por el Prof. Joël  Molinario, Teólogo y Director adjunto del Instituto Superior de Pastoral Catequética (París, Francia). “Benedicto XVI en Porta fidei escribe: ‘Existe una profunda unidad entre el acto con el cual se cree y los contenidos a los cuales damos nuestro asentimiento’. La fe es apertura del corazón al don de Dios y fidelidad a las palabras de Dios a través de la confesión de los labios. El conocimiento de las enseñanzas es pues insuficiente, precisa Benedicto XVI, sin la apertura del corazón que convierte a la persona (cf. Porta fidei 10). La fe de la cual habla el CEC no es un don abstracto en sí mismo. El conocimiento del cual se habla en el CEC es una estructura que armoniza la fe profesada, la fe celebrada, la fe practicada y la oración: estas cuatro partes del CEC  vehiculizan el encuentro con Cristo. El lenguaje dogmático no se opone al lenguaje de la experiencia creyente.”

SÁBADO

28

SEPT.

Después de la celebración de la Misa solemne y  de la Professio fidei en la Básilica de San Pedro, en el Altar de la Cátedra, se realizó la oración de la mañana y tuvo lugar la última relación del Congreso: La diaconía de la verdad como expresión de la comunidad eclesial, por S.E.R. Mons. Javier Salinas Viñals, Obispo de Mallorca y Miembro del Consejo Internacional para la Catequesis (España). En una sociedad signada por el relativismo, el pluralismo, el subjetivismo, la incertidumbre y la duda, persiste una sed siempre viva de verdad. La Iglesia está convocada a ser servidora de la verdad. Esta diaconía se fundamenta en Cristo, plenitud y revelador de la Verdad; en la fe como aceptación de la Verdad y en la Tradición como transmisión de la Verdad revelada.

 

A continuación, S.E. Mons. Octavio, Ruiz Arenas, Secretario del Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización,  a través de una espléndida síntesis, presentó las conclusiones del Congreso. 9

 

Luego, la celebración del Sacramento de la Reconciliación y la Adoración Eucarística.

DOMINGO

29

SEPT.

Finalmente, se realizó la Jornada de los Catequistas. El Santo Padre presidió, en la Plaza de San Pedro, la celebración de la Santa Misa a la que asistieron los congresistas y los miles de catequistas que viajaron a Roma para esta Jornada de cierre, acontecimiento multitudinario con el cual se puso fin a este gran encuentro del Papa Francisco con los catequistas de todo el mundo, en el significativo contexto del Año de la Fe.

 

 

La palabra del Papa en el Congreso

El Santo Padre se dirigió en dos oportunidades a los catequistas reunidos en Roma con motivo del Congreso. Lo hizo el 27 de septiembre en el aula Pablo VI, dirigiéndose a todos los que participaban en dicho Congreso y dos días más tarde, durante la homilía de la Misa celebrada con una muchedumbre reunida en la Plaza San Pedro. En ambas oportunidades, focalizó su enseñanza en la identidad del catequista.  Como cuando era el Arzobispo de Buenos Aires, en estas dos oportunidades, durante el Congreso, Francisco se dirigió a “sus catequistas”.

 

Los argentinos reconocimos bien su estilo y temáticas predilectas. Sin hacer teorizaciones sobre modelos catequéticos, no se detuvo en la filigrana de una teología reservada sólo a unos pocos, no cayó en reiteradas quejas sobre los males de este tiempo ni se entretuvo  en vericuetos metodológicos. Sencillamente, les habló a sus catequistas a quienes, con exigencia educativa de pastor les dijo: _ “Ser catequistas es mucho más que trabajar de catequista”.

 

En la Catequesis del viernes 27 perfiló la identidad del catequista a partir de actitudes que manifiestan un don invalorable: el amor de Cristo, amor que nos hace capaces del testimonio.  Se trata, según manifestó el Santo Padre de “recomenzar desde Cristo” y, para ello, precisó tres actitudes que forjan la identidad del catequista:

 

La familiaridad con Jesús:

sólo unidos a Él los catequistas podremos dar fruto. Sentirnos en la presencia del Señor y dejarnos mirar por Él. Esto constituye un modo de rezar y nos deja  tener acceso al fuego de la amistad de Cristo. Nos hace sentir que Él verdaderamente nos mira, está cerca de nosotros y nos ama.

Imitar a Jesús en el salir de uno mismo para ir al encuentro del otro:

_”porque ¡quién pone en el centro de la propia vida a Cristo se descentra! Más nos unimos a Jesús y Él se convierte más en el centro de nuestra vida, más nos  hace salir de nosotros mismos, nos descentra y nos  abre a los otros.” El catequista es un hombre o una mujer que, a partir de Cristo, optan por vivir una verdadera cultura del encuentro.

No tener miedo de ir con Jesús a las periferias:

ahora en las palabras del Obispo de Roma, y  antes en las del Arzobispo de Buenos Aires, descubrimos el mismo impulso misionero que invita a salir al encuentro de los que no creen, de quienes se alejaron y aprendieron a vivir sin fe, a pesar de su humano e inefable anhelo de trascendencia. Y, en este reiterado llamado del Santo Padre, una vez más, su invitación a acercarnos a las periferias, sobre todo a las periferias existenciales de los que sufren y de los que tiene el corazón desgarrado por el sinsentido. Reiterando aquella contundente opción expresada en sus primeros meses de pontificado, Francisco volvió a decir que “prefiere una Iglesia accidentada que una Iglesia enferma", una Iglesia inquieta, que sale, se mueve, se cuestiona y se arriesga.Si salimos a llevar el Evangelio de Cristo con amor, Él camina con nosotros y llega antes porque, en realidad, Él ya está en aquellas periferias a las que nosotros nos dirigimos impulsados por su llamado.

 

Días más tarde, el domingo 29 de septiembre, en la Plaza de San Pedro, durante la Misa, resonaban las palabras del Profeta Amós: y“¡Ay de los que se fían de Sión,... acostados en lechos de marfil!”  Y el Santo Padre agregaba: “Comen, beben, cantan, se divierten no se preocupan por los problemas de los demás”. En términos similares Francisco se refirió, también, a aquel hombre rico del Evangelio, incapaz de compartir de verdad la riqueza de su banquete con el pobre que aguardaba, en la puerta, un poco de humana solidaridad.

 

La indiferencia y la falta de compasión nos deshumanizan. Como constatación de esta tragedia, el Papa se detiene en este hecho que puede pasar inadvertido: ese hombre rico no tiene nombre. Esto es como no tener rostro. Podríamos decir que las “ventanas” de su identidad están herméticamente cerradas. A nosotros puede pasarnos lo mismo: podemos pretender ser aquello mismo que poseemos, podemos encerrarnos en la pequeñez de nuestros propios límites y olvidarnos de dónde venimos y hacia dónde vamos. Podemos perder la memoria de Dios.

 

“Si falta la memoria de Dios, todo queda rebajado, todo queda en el yo, en nuestro bienestar. La vida, el mundo, los demás, pierden la consistencia, ya no cuentan nada, todo se reduce a una sola dimensión: el tener. Si perdemos la memoria de Dios, también nosotros perdemos la consistencia, también nosotros nos vaciamos, perdemos nuestro rostro como el rico del Evangelio.”

 

El catequista de verdad no el que simplemente trabaja de catequista, es el que cuida y alimenta la memoria de Dios, la cuida en sí mismo y sabe despertarla en los otros, sus interlocutores.

 

“La fe contiene  la memoria de la historia de Dios con nosotros, la memoria del encuentro con Dios, que es el primero en moverse, que crea y salva, que nos transforma; la fe es memoria de su Palabra que inflama el corazón, de sus obras de salvación con las que nos da la vida, nos purifica, nos cura, nos alimenta. El catequista es precisamente un cristiano que pone esta memoria al servicio del anuncio; no para exhibirse, no para hablar de sí mismo, sino para hablar de Dios, de su amor y su fidelidad. Hablar y transmitir todo lo que Dios ha revelado, es decir, la doctrina en su totalidad, sin quitar ni añadir nada.”


Próxima entrega: El desafío de la conversión. La formación de catequistas en la Nueva Evangelización


1. Patricia López, Mónica Bearzot de Torino, Mónica Gomez , Cristina Cavoti, Hna. Norma Beatriz Andrada, Santiago Álvarez, P.Gabriel Marronetti, P. Eugenio Uda, Laura Martínez, María Ayelen Díaz Lapergola, Cristina Pieroni de Gigena, Graciela Pagliaricci de Holmberg y Evangelina Casero.

2. Cfr. Quijano, José Luis, “Misionar el tiempo y la cultura” en “Iglesia misionera hoy”, Buenos Aires, 2008.

3. Cfr. “Orientaciones y destinatarios del Congreso Internacional de Catequesis”, Roma, 2013, http://www.isca.org.ar/congreso/destinatarios.php

4. Cfr. Quijano, José Luis, “Una mirada latinoamericana en un encuentro europeo”, ISCA, Buenos Aires, 2008.

5. Como trasfondo y guía, nos acompañó, a lo largo del Año de la Fe, la Palabra de la Iglesia a través del Magisterio de Benedicto XVI y de Francisco. La Carta Apostólica Porta fidei nos invitó a “redescubrir el camino de la fe para iluminar de manera cada vez más clara la alegría y el entusiasmo renovado del encuentro con Cristo” (Cfr. Benedicto XVI, Porta fidei  Nº 2, 11 de octubre de 2011) y la Encíclica Lumen fidei nos convocó a vivir disponibles a esa gracia que viene de Dios. “La característica propia de la luz de la fe es la capacidad de iluminar toda la existencia del hombre. Porque una luz tan potente no puede provenir de nosotros mismos; ha de venir de una fuente más primordial, tiene que venir, en definitiva, de Dios” (Cfr. Francisco, Lumen fidei  Nº 4, 29 de junio de 2013).

6. S.E.R. Mons. Rino Fisichella, Artículo para la promulgación de Fides per doctrinam de Benedicto XVI, 16 de enero de 2013. Se han transferido al Pontificio Consejo para la Nueva Evangelización las competencias que, en materia de Catequesis, la Constitución Apostólica Pastor bonus, del 28 de junio de 1988, había encomendado a la Congregación para el Clero. Según el artículo 2 de Fides per doctrinam se transfirió, también, al Consejo Pontificio para la Promoción de la Nueva Evangelización el Consejo Internacional para la Catequesis, creado por Pablo VI el 7 de junio de 1973. De tal Consejo asume la presidencia el presidente del Pontificio Consejo para la Nueva Evangelización.

7. Cfr. Mons. Rino Fisichella, “Preludio”, Congreso Internacional de Catequesis, 26 de septiembre de 2013.

8. Los encomillados correspondientes a las relaciones del Dr. Petroc Willey, del Rvdo. Manuel José Jiménez Rodríguez, del Prof. Mons. Pierangelo Sequeri y del P. Robert Dodaro fueron publicados en el Face – book de la Junta Catequística de la Arquidiócesis de Buenos Aires. También han sido publicadas las síntesis de las comunicaciones del Rvdo. Krzysztof Kaucha, del Dr. Jem Sullivan, del Rvdo. Alberto Franzini y del Prof. Joël Molinario y la última relación del Congreso, a cargo de Mons. Javier Salinas Viñals (Miembro del Consejo Internacional para la Catequesis).
https://www.dropbox.com/s/zxyl2iihpn8qo4s/Congreso%20Internacional%20de%20Catequesis%20-%20Resumen.pdf. La síntesis de todas las relaciones y comunicaciones pueden encontrarse, a continuación del “Preludio” de Mons. Fischella, en el sitio del ISCA. http://www.isca.org.ar/congreso/expositores.php

NOTICIAS
III SENAC

III SEMINARIO NACIONAL DE CATEQUESIS (Senac/ISCA) LOS TEMAS Y SUS DISERTANTES

Como lo anunciamos hace varios meses, el III SENAC se realizará entre el 16 y el 18 de agosto de 2014 en la Casa San Ignacio de Loyola de San Miguel, provincia de Buenos Aires. Ya podemos compartir con todos ustedes las primeras precisiones acerca del programa. El título del Seminario es “EL CATEQUISTA, LA CATEQUESIS Y EL KERIGMA A LA LUZ DE LA EVANGELII GAUDIUM” y estos son los especialistas que van a orientar la reflexión de esos días:

Sábado 16 de agosto: Pbro. Lic. Jorge Eduardo Scheinig. “El Kerigma urbano en clave de la Evangeli Gau-dium.”

Domingo 17 de agosto: Hno. Dr. Enrique García Ahumada F.S.C. “Evolución histórica del concepto de catequesis hasta hoy.”

Lunes 18 de agosto: Dr. Ospino Hosffman (a través de video conferencia desde Boston) “La ministerialidad del catequista.” Pbro. José Luis Quijano: “La formación de catequistas.” Para conocer más acerca de la inscripción y los requisitos previos pueden dirigirse a nuestro sitio web: http://www.isca.org.ar/jornadas/senac3/senac.php

 

NAVEGANTES 3.0

LOS NAVEGANTES 3.0, EL PROGRAMA DE DOS SACERDOTES APASIONADOS POR LO DIGITAL
Los Navegantes 3.0 es un programa de televisión conducido por los sacerdotes Juan María Gallardo y José Luis Quijano, y producido en el Centro Televisivo Marín, que se propone presentar contenidos valiosos descubiertos en Internet: sitios, aplicaciones, videos, películas, presentaciones y enlaces de interés católicos. “Desde una perspectiva catequética, los sacerdotes –conductores y navegantes- presentan y comentan recursos que apuntan a rescatar como fundamental la figura de Jesucristo. En conexión permanente a través de las redes sociales, el programa busca convertirse en una brújula para el ciberespacio y confeccionar un mapa del ‘continente digital’, con la ayuda de televidentes y usuarios; sitios, aplicaciones, videos, películas, presentaciones y enlaces de interés católicos.


Puede verse en Canal TV 424 de Cablevisión digital, de 20 a 21, y en Telered canal 20. También en www.facebook.com/navegantes3.0  y en el canal de YouTube del Grupo Educativo Marín.
Informes: (011) 15-4475-8578 y (011) 15-3000-7056, losnavegantes3.0@gmail.com y a través de la red social Twitter: @losnavegantesTV.

(Fuente de la noticia: AICA)

ENAPBI 2014

IX ENCUENTRO NACIONAL DE ANIMACIÓN Y PASTORAL BÍBLICA

(ENAPBI 2014)
El ENAPBI 2014 se realizó en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires del 31 de mayo al 2 de junio. Este Encuentro organizado por el Departamento de Pastoral Bíblica de la Conferencia Episcopal Argentina tiene como objetivo principal fortalecer la relación con las diferentes áreas pastorales de la Iglesia que peregrina en Argentina, para animarlas bíblicamente. Fueron convocados los Delegados o Responsables de Animación y/o Pastoral Bíblica de las distintas Diócesis del país junto a personas que trabajan en diversas áreas pastorales de la Iglesia y desean ver el modo de animarlas bíblicamente.


El trabajo por áreas pastorales se realizó fundamentalmente el sábado 31 por la tarde siguiendo el método de la Lectio Divina. A partir de la lectura del Evangelio del día se trató de descubrir qué dice hoy la Palabra de Dios a quienes trabajan en cada área, tratando de discernir orientaciones pastorales concretas.


En simultáneo se realizó el VII Encuentro Zona Cono Sur de FEBIC (Federación Bíblica Católica). Además de representantes de todos los miembros plenos (Conferencias Episcopales) y de algunos miembros asociados de todos los países de la Zona han confirmado su presencia el Secretario General, P. Dr. Jan Jacek Stefanów, svd, la Coordinadora Subregional, Sor Eleana Salas, fma, y el Pbro. Lic. Guillermo de Jesús Acero Alvarín, Director del Centro Bíblico Pastoral para América Latina del CELAM.


Para más datos se debe entrar al blog: www.enapbi2014.blogspot.com.ar o escribir a: pastoralbiblicacea@gmail.com

LA COMUNICACIÓN DE LA IGLESIA

LA COMUNICACIÓN DE LA IGLESIA: DOS ENCUENTROS PARA PENSAR
“La Iglesia vive en el continente digital. No vamos hacia él, ya vivimos en él. El problema es ver cómo la iglesia es capaz de establecer un diálogo respetuoso con los habitantes de este continente digital. Piensen que en una de las más grandes redes sociales, Facebook, hay más de un billón de personas. Es un continente. El problema es ver cómo la iglesia es capaz de anunciar el Evangelio en este continente”, dijo el Arzobispo Claudio María Celli en la primera conferencia del Seminario de Comunicación para Obispos bajo el tema “La comunicación al servicio de una autentica cultura del encuentro”. Organizado por el Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales (PCCS) y el Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), el encuentro contó con la presencia del rector del ISCA, Pbro. José Luis Quijano para compartir la experiencia del ISCA Virtual. Este Seminario se desarrolló entre el 11 y el 15 de mayo. Una pequeña crónica de este encuentro puede leerse aquí: http://www.news.va/es/news/la-comunicacion-al-servicio-de-una-autentica-cultu

 

Mientras tanto, en Roma, el cardenal Timothy Dolan, arzobispo de Nueva York, al inaugurar el XI Seminario Profesional de Oficinas de Comunicación de la Iglesia, promovido por la Facultad de Comunicación Institucional de la Universidad Pontificia de la Santa Cruz, dijo: "Han pasado los tiempos en que obispos ancianos, gordos y calvos como yo eran los mejores portavoces de la Iglesia: necesitamos laicos competentes que la representen".  Este Seminario se realizó entre el 28 y el 30 de abril,  bajo el título COMUNICACIÓN DE LA IGLESIA: ESTRATEGIAS CREATIVAS PARA PROMOVER UN CAMBIO CULTURAL y tuvo como objetivo  compartir y planificar "experiencias positivas y criterios para comunicar en modo creativo la fe en la esfera pública".  .
Puede hallarse más información en http://www.zenit.org/es/articles/cardenal-dolan-la-iglesia-necesita-laicos-en-comunicacion

ENCAF 2014

Vº ENCAF 2014 - CONCLUSIONES - SAN ANTONIO DE ARREDONDO- CORDOBA:
La iniciación cristiana.

  • itinerario, proceso con etapas definidas marcadas por celebraciones significativas. precatecumenado, catecumenado acompañado con ritos y bendiciones, tiempo de purificación e iluminación, iniciación, mistagógica.
  • precatecumenado – evangelización: catecumenado bautismal: ejercitación,
  • convivencia, ejercitación en el camino de la fe. rica (ritual de iniciación cristiana de adultos)
  • finalidad de la iniciación cristiana: incorporar, integrar a cristo pascual y a la comunidad de fe. poner en intima comunión con cristo y con la iglesia (esto es una misma cosa)

Kerigma.
El kerigma sea también la vida del que anuncia (del catequista). ser kerigma vivo.
La clave de todo lo que vimos y la clave de un anuncio kerigmático con ardor y alegría es nuestra unión con cristo, nuestro diario encuentro con el,  la lectura orante de la palabra, cuidar la vida espiritual, valorizar la gracia, frecuentar los sacramentos de la reconciliación y la eucaristía. confiar en la acción de la gracia en nosotros y en los catequizandos.

  • de allí el ardor en el anuncio del kerigma.
  • contenido del kerigma: el amor de dios manifestado en la muerte y resurrección de cristo.  cuanto nos amó!
  • la vida eterna. la meta para no errar el camino.
  • esto en todos los encuentros de catequesis.
  • otro anuncio kerigmático fundamental para nuestro tiempo es: estamos salvados, no nos salvamos a nosotros mismos, salvados por gracia mediante la fe en cristo. moral es vivir lo que somos: salvados, hijos, santos, otros cristos. salvados por gracia mediante la fe, no se debe a las obras, las obras no son la causa de nuestra salvación sino la consecuencia de haber sido salvados. (las obras no son la causa de nuestra salvación sino la consecuencia de haber sido salvados. porque fui salvado vivo lo que soy)
  • las obras y la moral comprendidas como respuesta agradecida al don de dios y a la esperanza nueva que nos da cristo muerto y resucitado.
  • luego los otros kerigmas.

Cómo hacer mas kerigmática nuestra catequesis: semana kerigmática - kerigma en todos los encuentros.
Profundizar en las fuentes de la escritura y la liturgia. Palabra y signos.
Pedagogía del signo: enseñanza y experiencia.
El aspecto celebrativo de la catequesis:

  • no descuidar lo celebrativo.
  • preparar  para participar en la vida liturgica y en celebración de la comunidad.
  • ser creativos y extraer los simbolos y signos de la biblia y la liturgia y a partir de allí.  las celebraciones de este encuentro han querido ser un modelo y un incentivo.
  • las celebraciones ayudan a experimentar la presencia, la acción y la experiencia del misterio en nuestra vida por la palabra y los signos que nos descubren la presencia. el lavado, el perfume, la luz, la vestimenta, la sed, el beso, la cruz
  • cristo está en la palabra y en los signos para que lo descubramos.
  • el lenguaje simbólico: introducirnos e introducir en el a los catequizandos.
  • vincular bautismo, confirmación y eucaristía: unidad sacramenal, la iniciación cristiana como un gran sacramento. experiencias en  sf.
  • a veces tenemos una catequesis demasiado intelectualizada en el modo de transmitir el misterio y poco celebrada siendo la celebración y el lenguaje simbólico el mejor modo de comunicar y percibir el misterio de dios en el mundo y en la historia. equilibrio entre enseñanza y celebración en la transmisión de los contenidos y en favorecer la puesta en contacto con el misterio de dios
  • llevar al hombre a la experiencia de dios, al enamoramiento.
  • como desarrollar el encuentro o como procurar que el hombre se encuentre con cristo
  • favorecer una relación profunda entre cristo y los catequizandos. (enseñar a orar, lectio divina, enseñar a escucar, momentos intensos de oración, adoración, contemplación…

Catequesis misionera:
Llevar al hombre al encuentro con cristo.

  • salir – visitar – invitar – primererar

Si los padres o los niños dejan de venir ir a buscarlos como el pastor que sale en busca de la oveja perdida.
Lenguaje adecuado, conocer caminos cerrados y caminos abiertos en el corazón de los hombres de hoy en esta cultura concreta. que salga al encuentro del hombre en su realidad

  • espíritu maternal de la iniciación cristiana. preparar los espacios para recibir a los iniciados y sus familias.

Otros puntos:
Identidad propia de la cafa. no es de adultos ni de niños sino familiar
Hablar de: catequistas de padres y catequistas de niños y  no  de matrimonio guía y de catequistas animadores.
Desescolarizar la catequesis.
Pastoral orgánica. integrar la catequesis en la pastoral de la diócesis y la parroquia. trabajar con las otras areas pastorales respetando su carisma, aprovechando sus servicios, etc.
Estilo catecumenal: rica, que hacer con el cd para difundirlo: guardarlo y enviarlo por mail o hacer otros cd. captar el espíritu del ritual de iniciación cristiana de adultos. aprovechar el subsidio con celebraciones y llevar un ejemplar para sus párrocos, charlenlo con coordinadores y equipos de catequesis.
Formación permanente, promover y aprovechar  todas las instancias formativas: parroquiales, decanales o zonales, diocesanas, nacionales, etc.
El hombre ha de ser el centro de nuestra pastoral y acción pastoral.
Actitudes misioneras: acogida y proximidad: trato amable, interés por la persona, sentirse en la iglesia como en su propia casa. Acogida cordial para inserción cordial. Compasión y ternura maternal. Misericordia.
El signo que me expresa una realidad. Liturgia…
El lenguaje de lo simbólico es muy importante en la cultura de la imagen.,
Una iglesia en salida, dinámica del éxodo.          

EQUIPO EUROPEO DE CATEQUESIS

CONGRESO DEL EQUIPO EUROPEO DE CATEQUESIS: “LA CONVERSIÓN, EL PROCESO, EL ACOMPAÑAMIENTO”.
El próximo congreso del Equipo Europeo de Catequesis tendrá lugar en la ciudad ucraniana de Lviv del 4 al 9 de junio. El tema será: “La conversión, el proceso, el acompañamiento”. El objetivo será investigar el tema según tres puntos de vista: ¿Que ocurre cuando una persona se convierte o se reconvierte a la fe (el acto)? ¿Cómo llegar a esta decisión (proceso)? ¿Qué condiciones debe garantizarse para facilitar el proceso y la decisión de la conversión inicial y permanente (acompañamiento)? Se hace en continuidad con los temas que el EEC ha profundizado en sus últimos Congresos: la conversión misionera de la catequesis (Lisboa, 2008); la catequesis narrativa (Cracovia, 2010), el lenguaje y los lenguajes en la catequesis (Malta 2012).

ENCUENTRO DE CATEQUESIS FAMILIAR

XXVIII ENCUENTRO DE ESTUDIOS DE LA SOCIEDAD ARGENTINA DE LITURGIA
“INICIACIÓN CRISTIANA: Dimensión Catequística y litúrgica” es el lema del próximo encuentro de la SAL (Sociedad Argentina de Liturgia) que se va a realizar del 16 al 19 de junio en El Cenáculo (Pilar). La temática incluye cuestiones como “Modelos de iniciación cristiana en la historia”, “Itinerarios de la iniciación cristiana en la catequesis”, “Itinerarios de la iniciación cristiana en la liturgia”, “La Iniciación cristiana en edad escolar” y “La Eucaristía cumbre de la Iniciación cristiana”. Las personas interesadas pueden inscribirse aquí:  http://sociedadargentinadeliturgiablogspot.com.ar

ENCUENTRO DE CATEQUESIS FAMILIAR

ENCUENTRO DE EXPERTOS DE CATEQUESIS DEL CELAM
El rector del ISCA, Pbro. José Luis Quijano, participará del Encuentro de Asesores de Catequesis del Departamento de La Conferencia Episcopal Latinoamericana (CELAM). Este encuentro tiene como finalidad la actualización de las “Orientaciones de la catequesis para América Latina y El Caribe”, de acuerdo al Documento de Aparecida, de la Exhortación apostólica Verbum Domini y de la Exhortación apostólica Evangelii Gaudium. Los catequetas van a encontrarse en la ciudad de Puebla, México del 30 de junio al 3 de julio. El trabajo consistirá en ver la realidad de la pastoral catequética en América Latina y El Caribe, y el camino recorrido por la catequesis, juzgar por medio de una iluminación temática y del intercambio de observaciones y comenzar el trabajo de elaboración del “nuevo” documento.

III CONGRESO INTERNACIONAL DEL CATECUMENADO

III CONGRESO INTERNACIONAL DEL CATECUMENADO
En Chile se están coordinando los últimos detalles para el comienzo del III Congreso Internacional del Catecumenado: “La iniciación cristiana en el cambio de época”, que arranca el 21 de julio y se extiende hasta el 25 del mismo mes. “La Iniciación Cristiana interesa a toda la Iglesia” dice el Hno. José Enrique Ahumada en el reportaje acerca del Congreso que puede verse en el sitio web dedicado a este encuentro: http://www.congresodelcatecumenado.cl/

ENCUENTRO DE CATEQUESIS FAMILIAR

EL BOLETÍN INFORMATIVO DE LA ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE CATEQUETAS
“Catequesis y acción social” será el lema de las próximas jornadas de la Asociación Española de Catequetas que se celebrarán en Madrid del 4 al 6 de diciembre de 2014. Podemos acceder al texto completo del último Boletín de la Asociación con la crónica de las últimas jornadas y la reseña de publicaciones catequísticas, en el sitio web del ISCA: http://www.isca.org.ar/documentos/aeca-boletin-2013-jun.pdf

ENCUENTRO DE CATEQUESIS FAMILIAR

EN CAMINO A LA VI JORNADA DE ESTUDIOS DE LA SOCIEDAD DE CATEQUETAS LATINOAMERICANOS
“Hoy existen poquísimas concreciones de iniciación cristiana en nuestras Iglesias locales... ¿Cuáles son los aspectos de la vida de una comunidad que están en contacto con el devenir de la catequesis y que serían prioritarios para dar condiciones de posibilidad a una iniciativa de iniciación cristiana (¿la formación catequística de los párrocos? ¿la vida litúrgica de la comunidad? ¿la formación pedagógica de los catequistas? ¿las actitudes de acogida de la comunidad?” La SCALA se interroga acerca de estos temas mientras prepara su VI Jornada de Estudios que va a tener lugar en Lima en 2015, a la que el ISCA fue invitado para dar un paso más en la reflexión y práctica de la iniciación cristiana.

CORREO DE LECTORES
 

Realicé mis Estudios del ISCA durante 4 años en el Seminario San Carlos de Borromeo de Rosario. Riqueza incalculable... presentando el trabajo final, que era para la Diócesis de Gualeguaychú. Entre Ríos.
¡Obtuve el título de Formador de formadores de Catequistas!!!!!
¡Amo en forma indiscriminada e inmensa al Cristo vivo que me sedujo !!!!!

Berta M. E. Ochoa

 

¡Gracias Berta! Compartimos ese amor…

 

¡Hola! Desearía saber que me pueden ofrecer como curso, seminario. etc. en formación para catequesis especial, para discapacitados. ¡Gracias y felices pascuas!


Susana. ababasusi@yahoo.com.ar

 
En la oferta de cursos y talleres del ISCA no contamos todavía con un espacio de formación para esta área de la catequesis. San Pablo ofrece una asesoría en esta dirección: http://www.san-pablo.com.ar/cat/index.php?seccion=asesoria. También puede llevar tus inquietudes a este grupo de Facebook dedicado a catequesis especial: https://www.facebook.com/groups/177487012431582/?fref=ts
 
suscribir al comunicándonos
 

 

 

 
 
 
*********************************152

©2017 ISCA Instituto Superior de Catequesis Argentino.
Equipo ISCA | Venezuela 4145 - Ciudad Autónoma de Buenos Aires - Argentina
Tel. +54 (011) 4981-5384
Lunes y Miércoles de 10 a 12 hs. | Viernes de 16 a 18 hs.
Brindamos formación a distancia (cursos on line) a catequistas. Ofrecemos recursos catequéticos y espacios para compartir experiencias y continuar el desafío de una formación permanente. Cursos a distancia en línea - Cursos semi presenciales - Talleres en línea - Aula Abierta - Foro - Encuestas - Comunicándonos - Observatorio - Jornadas y Conferencias del ISCA - Javaiá - Publicaciones - Indice Temático - ISCA en Facebook - BLOG: Nosotros Catequistas - Libros ISCA - Documentos - Sitios recomendados - Biblioteca.