COMUNICANDONOS
Año 13 - Nº 158
Julio 2015

 

¡Bienvenido ENEC a la vida de la Catequesis en la Argentina!

Si hay algo que caracteriza al movimiento catequístico es tener una serie de siglas que identifican espacios, encuentros, modalidad de catequesis: ENADIR (Encuentro Nacional de Directores de Catequesis), ENCA (Encuentro Nacional de Catequesis de adultos), CAFA (Catequesis familiar)… hasta nuestro mismo ISCA (Instituto Superior de Catequesis Argentino).


Hoy estamos empezando a familiarizarnos con una nueva sigla: ENEC (Encuentro Nacional de Evangelización y Catequesis) organizado por la Junta Nacional de Catequesis.

Quizás sea oportuno dejar que el mismo Director de la Junta Nacional – P. Fabián Esparafita- nos recuerde la razón  de este nuevo espacio de encuentro y formación:

 

“La experiencia del Congreso Catequístico Nacional (IIIº CCN), celebrado en Morón en el 2012, y el Encuentro Nacional de Animación y Pastoral Bíblica (ENAPBI) realizado en Buenos Aires el año pasado, nos han movido a elaborar esta propuesta que quiere reunir a catequistas, misioneros, laicos comprometidos, consagrados, religiosas, docentes, voluntarios servidores de nuestras comunidades, seminaristas, diáconos, sacerdotes y obispos; para reflexionar, trabajar juntos y celebrar con entusiasmo, desde nuestra vocación personal para servir con alegría en la misión evangelizadora en la que estamos embarcados.


El lema y el logo son una síntesis de esta propuesta. El lema, tomado del Evangelio de san Lucas, de las palabras de los ángeles a los pastores, es: “Anunciamos una gran alegría (Cf. Lc. 2,10). El logo expresa lo mismo a través de la imagen. Desde el esplendor de la aurora en el que caminan todos los pueblos (Is 60,3), saltan tres sujetos que tienden sus brazos al cielo y a su alrededor, para celebrar y compartir, pues quien se ha encontrado con el Resucitado “está deseoso de hacer el bien y de compartir la vida con los demás” (EG 282)…”

 

Estamos ante un espacio nuevo… Que como todas las cosas, tendrá que ir terminando de delinear su identidad y modalidad propia. El tiempo dirá si el ENEC viene a instalarse y a quedarse como un hito importante en el itinerario formativo para la catequesis de la Argentina.

Hoy desde el ISCA agradecemos esta iniciativa y nos sumamos con entusiasmo y esperanza.
Y vemos en particular tres binomios  que queremos resaltar:

  • “Anunciamos una gran alegría” (Cf. Lc 2,10). El lema del ENEC nos sitúa rápidamente ante dos vocablos que urgentemente debemos interiorizar todo catequista para que nuestro ser y hacer estén definidos por ellos: ANUNCIO y ALEGRÍA.
  • ENEC (Encuentro Nacional de EVANGELIZACIÓN Y CATEQUESIS). Hoy más que nunca la catequesis debe saberse situar en el marco más amplio de la evangelización.  Sin ella, no sólo pierde su horizonte sino que corre el grave peligro de verse reducida a un mero adoctrinamiento.
  • III CCN (Tercer Congreso Catequístico Nacional realizado en Morón y EG (Evangelii Gaudium) . Binomio que providencialmente tuvo a Jorge Bergoglio como participante y protagonista. Binomio que esperamos y deseamos signe el caminar de todos los catequistas de nuestro país.

Por eso, nos alegramos de este primer ENEC. Y deseamos desde el ISCA, con nuestro estilo e identidad propia, con nuestra pequeña pero sentida “comunidad isquense” participar, reflexionar, discernir y celebrar con muchos otros hermanos venidos de geografías distintas y ámbitos pastorales diversos.

 

Para terminar, una constatación que nos enorgullece. En mayo de este año en Roma tuvo lugar una importante reunión promovida por el Consejo Pontifico para la promoción de la Nueva Evangelización que trato justamente la relación existente entre «evangelización y catequesis».


¡Parece que el Espíritu está soplando para un mismo lado!

Y releyendo algunas de las cosas dicha por el Papa Francisco con ocasión de este encuentro en Roma, me permitió hacer este juego de la imaginación que quisiera compartirles: cerrar los ojos, y pensar que estaba escuchando las certezas que resonaban  en ese pequeño cenáculo de Morón en mayo del 2012 durante la clausura del IIICCN. 

  • “Estos tiempos de grandes cambios son una feliz provocación para captar los signos de los tiempos que el Señor ofrece a la Iglesia para que sea capaz —como lo supo hacer a lo largo de dos mil años— de llevar a Jesucristo a los hombres de nuestro tiempo”.
  • “La misión es siempre idéntica, pero el lenguaje con el cual anunciar el Evangelio pide ser renovado con sabiduría pastoral”
  • “El Evangelio es el anuncio del amor de Dios que, en Jesucristo, nos llama a participar de su vida. La nueva evangelización, por lo tanto, es esto: tomar conciencia del amor misericordioso del Padre para convertirnos también nosotros en instrumentos de salvación para nuestros hermanos”.
  • “Esta conciencia, que ha sido sembrada en el corazón de cada cristiano el día de su Bautismo, pide crecer, junto con la vida de la gracia, para dar mucho fruto. Es aquí donde se introduce el gran tema de la catequesis como el espacio dentro del cual la vida de los cristianos madura al experimentar la misericordia de Dios”.
  • “Es siempre el Espíritu quien abre la mente de los discípulos de Cristo para comprender más en profundidad el compromiso requerido y las formas con las cuales dar consistencia y credibilidad al testimonio. Tenemos gran necesidad del Espíritu para que abra nuestra mente y nuestro corazón”
  • “La pregunta sobre cómo estamos educando en la fe, por lo tanto, no es retórica, sino esencial. La respuesta requiere valentía, creatividad y decisión de emprender caminos a veces aún inexplorados”.
  • “La catequesis, como componente del proceso de evangelización, necesita ir más allá del simple ámbito escolar, para educar a los creyentes, desde niños, a encontrar a Cristo, vivo y operante en su Iglesia”.
  • “Es el encuentro con Él lo que suscita el deseo de conocerlo mejor y, por lo tanto, seguirlo para llegar a ser sus discípulos”.
  • “El desafío de la nueva evangelización y de la catequesis, por lo tanto, se juega precisamente en este punto fundamental: cómo encontrar a Cristo, cuál es el lugar más coherente para encontrarlo y seguirlo”. (Discurso del Papa Francisco a los participantes en la plenaria del Consejo Pontificio para la promoción de la Nueva Evangelización del 29 de mayo de 2015).

Pbro. Alejandro Jose Puiggari
rector@isca.org.ar

 
CLAVES PARA LEER “LAUDATO SI”

Publicado en "La Nación", 19/06/2015

 

Mons. Víctor Manuel Fernández, rector de la Pontificia Universidad Católica Argentina (UCA), ofreció una serie de claves para comprender y llevar a la práctica el pensamiento del papa Francisco en torno a la protección del medioambiente, que se halla condensado en su reciente encíclica Laudato si´, sobre el cuidado de la casa común.

 

La esperada encíclica de Francisco sobre el medio ambiente toca tantos intereses –más ideológicos que económicos– que algunos, por las dudas, salieron a criticarla antes de leerla. Este solo hecho debería motivar una lectura reposada de un documento donde no aparece sólo el pastor, sino también el agudo pensador. Si bien supone la belleza del Evangelio, dialoga constantemente con la biología, con la pedagogía, con la ingeniería, con la psicología social, con la filosofía y con las preocupaciones del mundo. 


Sabemos por Francisco que un primer borrador, propuesto por el Pontificio Consejo Justicia y Paz, fue luego ampliamente superado por ricos aportes y reclamos de más de 200 especialistas e instituciones de todo el mundo. Se trata de un entramado de varios capítulos que aportan luces diferentes desde perspectivas muy variadas. Pasa de una aguda descripción de la realidad, a la política o a la espiritualidad, no como un mero rejunte, sino en cuidadosa filigrana donde todo se integra apuntando a un mismo objetivo: el “cuidado” –una de las palabras preferidas de Francisco–. A su vez, en esta polifonía, el Papa continúa con su novedosa actitud de citar a los obispos de muchos países, y hasta se da el gusto de recoger la enseñanza de un patriarca que no es católico romano o de citar a un místico musulmán. 
Es indispensable la lectura directa del texto para percibir la armonía del conjunto. Sin embargo, quisiera destacar algunas novedades: a) Los planteos sobre el ambiente están estrechamente conectados con las reivindicaciones sociales de los pobres y de los países menos desarrollados, de manera que la cuestión ambiental se sitúa en el marco del “reconocimiento del otro”. b) Propone una ecología integral que incorpora de manera interdisciplinaria los múltiples aspectos de la problemática: económicos, culturales, sociales, etc. c) La reflexión es profundamente humanista, tanto porque recoge el pensamiento del filósofo Romano Guardini como por una apuesta educativa orientada a liberarnos de la actual “cultura del descarte”. 


De este modo, pretende llegar a las raíces más hondas de la problemática ambiental. Sería muy superficial afirmar que es una encíclica contra la tecnología, porque “nadie pretende volver a la época de las cavernas” (114). Más precisamente, es un despiadado cuestionamiento al tremendo poder ligado al paradigma tecnológico-económico actual, que condiciona la vida de las personas y el funcionamiento de la sociedad. Por eso mismo, exige reconsiderar nuestro modo de entender el progreso.


El texto es muy equilibrado, hasta el punto de que cualquier comentario corre el riesgo de “desequilibrar la balanza”. Por una parte declara que no pretende definir cuestiones científicas, y respeta la libertad académica de quienes tienen que discutir asuntos como los granos genéticamente modificados o las técnicas de extracción de petróleo. Sin embargo, es sumamente exigente y crítico con respecto a las cuestiones sociales y humanas que están alrededor: la falta de diversidad productiva, la contaminación, los oligopolios, los derechos de los pobladores locales, etc. Y denuncia que en estos temas la parcialización de la información es constante: “A veces no se pone sobre la mesa la totalidad de la información, que se selecciona de acuerdo con los propios intereses, sean políticos, económicos o ideológicos” (135). 


La inclusión de los pobres reaparece permanentemente, por ejemplo, cuando pide sustituir la dádiva por la creación de puestos de trabajo. Expresa con elocuente dolor la constante desaparición de especies “que nuestros hijos ya no podrán ver, perdidas para siempre” (33). Pero donde se presenta más profético es en lo referido al cambio climático, increpando duro a la política internacional:  “Llama la atención la debilidad de la reacción política internacional […] Hay demasiados intereses particulares y muy fácilmente el interés económico llega a prevalecer sobre el bien común” (54). “Quienes sufrirán las consecuencias que nosotros intentamos disimular, recordarán esta falta de conciencia y de responsabilidad” (169). “Muchos de aquellos que tienen más recursos y poder económico o político parecen concentrarse sobre todo en enmascarar los problemas o en ocultar los síntomas” (26). 


Si bien el blanco fundamental de su crítica es el poder tecno-económico, también convoca a los poderes políticos a no resignar su responsabilidad, sobre todo en esta pregunta: “Los diseños políticos no suelen tener amplitud de miras. ¿Para qué se quiere preservar hoy un poder que será recordado por su incapacidad de intervenir cuando era urgente y necesario hacerlo?” (57).


En otros párrafos no es sólo la política la que aparece interpelada, sino la sociedad en su conjunto: “El ser humano se las arregla para alimentar todos los vicios autodestructivos: intentando no verlos, luchando para no reconocerlos, postergando las decisiones importantes, actuando como si nada ocurriera” (59). “La falta de reacciones ante estos dramas de nuestros hermanos y hermanas es un signo de la pérdida de aquel sentido de responsabilidad por nuestros semejantes sobre el cual se funda toda sociedad civil” (25). 


Francisco muestra cómo la luz de la fe potencia el compromiso con el ambiente. Basta recordar estas palabras de Jesús: “¿No se venden cinco pajarillos por dos monedas? Pues bien, ninguno de ellos está olvidado ante Dios” (Lc 12, 6). Pero hay que destacar algunas convicciones racionales que penetran el conjunto de las reflexiones. Por ejemplo: la seguridad de que “todo está conectado” y de que por ello ningún fenómeno puede comprenderse de manera aislada; el convencimiento de que cada ser de este universo tiene algún sentido, algún significado, alguna utilidad y algún mensaje que comunicarnos; la certeza de que la “calidad de vida” es mucho más que la propuesta de un consumismo voraz y superficial; la persuasión de que dependemos de una realidad previa a nosotros, que debe ser ante todo recibida más que fabricada. Por eso no es solamente una encíclica sobre el medio ambiente.
Es un aporte estimulante para un serio debate público sobre el mundo y el tipo de vida que queremos. Vale la pena que dejemos resonando estas palabras que están escritas para hacernos pensar: “¿Para qué pasamos por este mundo?¿para qué vinimos a esta vida?¿para qué trabajamos y luchamos? ¿para qué nos necesita esta tierra? Por eso, ya no basta decir que debemos preocuparnos por las futuras generaciones. Se requiere advertir que lo que está en juego es nuestra propia dignidad. Somos nosotros los primeros interesados en dejar un planeta habitable para la humanidad que nos sucederá. Es un drama para nosotros mismos, porque esto pone en crisis el sentido del propio paso por esta tierra” (160).+ 

 

Para ver el texto completo de la Encíclica:

 

Para ver un video muy interesante que difunde el Vaticano:

NOTICIAS
ISCA EN EL ENEC

EL ISCA ESTARA PRESENTE EN EL ENEC

Seminario del ISCA: "La catequesis y el catequista jaqueado por la priorización del Kerygma"

• Sábado 11 de julio en el segundo período de talleres (8.30 a 10 hs) y en tercer período de talleres (15 a 16.30 hs)

Se partirá del documento base del II SENAC y de la exposición del P. Fossion, con el aporte de materiales del CELAM, nos proponemos  reflexionar sobre cierta superación de algunos planteos del DCG a la luz de Evangelii Gaudium. Se esbozarán pistas concretas para una catequesis más kerigmática

 

Panel: "Pensar la catequesis y la formación del catequista de este nuevo milenio"

• Sábado 11 de julio en el cuarto período de talleres (17 a 18.30 hs)

Con el aporte de distintos formadores de catequistas proponemos este espacio para pensar qué notas son las propias de la formación de catequistas en este cambio epocal.

 

Para inscribirse: https://eventioz.com.ar/e/enec-2015-encuentro-nacional-de-evangelizacion-y-c

REVISTA CATEQUÉTICA

PUBLICACIONES
Hemos retomado el servicio de acercar a los catequistas que visitan nuestro sitio las variadas publicaciones catequéticas. En este caso aportamos un interesante artículo sobre El lenguaje en la catequesis. Los invitamos a leer el contenido completo en:

http://www.isca.org.ar/revista/catequetica-2015-01.pdf

OBSERVATORIO

AULA ABIERTA Y OBSERVATORIO
Renovamos los textos y por eso invitamos a todos a participar en los foros (link). En el Aula Abierta continuamos caminando un itinerario de reflexión con las certezas del III Congreso Catequístico Nacional. Para verlo hacer click en: http://www.isca.org.ar/nota.php
En el Observatorio, presentamos un texto para reflexionar sobre la Continuidad y la Novedad en la Encíclica Evangelii Gaudium del Papa Francisco. http://www.isca.org.ar/obs05
7.php

SECCIÓN AUDIOVISUALES

SECCIÓN AUDIOVISUALES
En la sección de materiales audiovisuales para utilizar como recursos en nuestra tarea como catequistas; audios de reflexión bíblica, programas radiales, videos, etc. Incorporamos los audios del programa Camino de Emaús que se emite por Radio María:

http://www.isca.org.ar/audios-caminodeemaus.php

CORREO DE LECTORES
 

Amigos:
Muy bueno todo el material enviado, lamentablemente no voy a poder participar del ENEC que se realizará el próximo mes, ya que estaré viajando, de todas formas me resulta muy enriquecedor participar de este foro de intercambio,  a fin de poder compartir y dialogar con compañeros catequistas de otros países.
Un gran abrazo para todos

Elsa Romero (Uruguay)

 

Lamentablemente me interesaría participar, pero el SÁBADO 11 de Julio tenemos la ASAMBLEA DIOCESANA DE CATEQUESIS, para lo que venimos trabajando desde fines del año pasado, y este día será para concretar los aportes que sean hecho. Espero poder conocer los resultados. 
Que el Espíritu Santo sople abundantemente en los dos lugares.

Enrique (de Las Flores)

¡Los acompañamos en la oración para que esa Jornada sea fecunda!
 

Soy catequista de la parroquia San Gabriel Arcángel del municipio de Itagüí. Antioquia - Colombia, me gustaría ser parte del ENEC desde aquí, qué debo hacer, con quien puedo comunicarme, pues me gustaría tener las memorias del Encuentro.
Dios los bendiga y les permita obtener éxitos para una verdadera extensión del Reino de Dios.

Gracias por su respuesta y tenerme en cuenta

JORGE DE J. OCHOA USME

¡Ya estamos tomando contacto!
Comparten el ENEC “virtualmente” sobre la formación de catequistas…

 

Creo que no se puede obviar la renovación de CONTENIDOS, YA QUE LA INVESTIGACIÓN BÍBLICA Y TEOLÓGICA SIGUE DANDO PASOS IMPORTANTES Y LA CATEQUESIS ABUNDA EN "CUENTITOS Y DINÁMICAS"SIN ESCLARECER LA FE DEL CREYENTE
• Que nos pongamos de acuerdo en "qué decimos cuando decimos" primer anuncio y catequesis de iniciación.
• Que no perdamos de vista el método catequístico latinoamericano que nos lleva en primer lugar a leer la realidad y discernirla.
Un abrazo a los organizadores y participantes!.

Hna. Beatriz Casiello

 
La formación del catequista de este nuevo milenio no debe descuidar.,,
1) la alegría del evangelio -desde Evangelii Gaudium- como mística y orientación común.
2) la prioritaria transmisión inculturada de la fe a las nuevas generaciones
3) insertar el proceso catequístico en la fe popular como punto de partida
4) la unidad orgánica entre experiencia, doctrina, pedagogía y celebración

Pbro. Carlos Ma. Galli

 
suscribir al comunicándonos
 

 

 

 
 
 
*********************************158

©2017 ISCA Instituto Superior de Catequesis Argentino.
Equipo ISCA | Venezuela 4145 - Ciudad Autónoma de Buenos Aires - Argentina
Tel. +54 (011) 4981-5384
Lunes y Miércoles de 10 a 12 hs. | Viernes de 16 a 18 hs.
Brindamos formación a distancia (cursos on line) a catequistas. Ofrecemos recursos catequéticos y espacios para compartir experiencias y continuar el desafío de una formación permanente. Cursos a distancia en línea - Cursos semi presenciales - Talleres en línea - Aula Abierta - Foro - Encuestas - Comunicándonos - Observatorio - Jornadas y Conferencias del ISCA - Javaiá - Publicaciones - Indice Temático - ISCA en Facebook - BLOG: Nosotros Catequistas - Libros ISCA - Documentos - Sitios recomendados - Biblioteca.