COMUNICANDONOS
Año 13 - Nº 159
Agosto 2015
Construir sobre roca

Cuando un evento se transforma en una fiesta nadie quiere que termine rápido. Y es lógico,  el placer del encontrarse, el disfrute de compartir, y la posibilidad de descubrir algo nuevo, se aúnan en el sentir y los tiempos  mudan a un kairós especial.


Caminar por Puerto Madero dejando atrás el ENEC 2015 fue todo un ejercicio, tarareando los versos cantados en la misa uno iba haciendo el balance  con la convicción de que aún en los pequeños detalles hay una belleza que es combustible para  alimentar al corazón.
Una sonrisa constante, una escucha fraternal, unas instalaciones “académicas”  y acogedoras, el diálogo y el debate,   los viejos de la catequesis y los nuevitos, los maestros y  el resto, la novedad y lo ya dicho, la memoria y el futuro,  todo conjugado bajo el lema: ”Anunciamos una gran alegría”.


Lo más notorio para quienes gustamos de hacer memoria: ”la constante interacción entre quienes eran los promotores del ENEC”. Una interacción real y palpable, activa, constante y cordial. Una visible unión que se sentía ya, al mirar los tres banner que presidían junto a la Cruz y la Palabra el escenario.


Toda construcción hasta un encuentro, tiene un antes y un después. Tendemos a pensar el antes como lo inmediato al hoy: la preparación y la puesta en acto de una intuición, pero resulta que  el antes tiene más que lo cercano de la organización. A veces es una historia con buenos y no tan buenos momentos.


Construir sobre roca es bueno para tener una  base maciza y resistente que permita sostener la carga  de edificar  algo. Pero a veces no hay piedra cerca y para tener la misma dureza,  hay que  alisar el terreno  eliminando los desniveles, apisonando  mucho para compactar y así lograr la solidez necesaria y eso… lleva tiempo, paciencia y mucha cooperación.


Los tres banner del escenario no estaban sobre roca, pero si se los veía  bien asentados, y yo pensé  algunos escucharon el llamado, pusieron la paciencia y la cooperación que se necesitaba y el tiempo  hizo lo suyo!

Silvia Cavadini

 

Renovación que es mucho más que reforma…

Con mucho agrado he notado que en el vocabulario del Papa Francisco y de la Iglesia toda en su Magisterio nos invita a una verdadera renovación que sea capaz de dotar de vitalidad evangélica todo nuestro ser y hacer eclesial.

 

Renovación que en el Documento de Aparecida nos lo describe bien gráficamente:

 

“La Iglesia está llamada a repensar profundamente y relanzar con fidelidad y audacia su misión en las nuevas circunstancias latinoamericanas y mundiales. No puede replegarse frente a quienes sólo ven confusión, peligros y amenazas o de quienes pretender cubrir la variedad y complejidad de situaciones con una capa de ideologismos gastados o de agresiones irresponsables. Se trata de confirmar, renovar y revitalizar la novedad del Evangelio arraigada en nuestra historia, desde un encuentro personal y comunitario con Jesucristo, que suscite discípulos y misioneros….”(DA 11) “(…) A todos nos toca “recomenzar desde Cristo”, reconociendo que “no se comienza a ser cristiano por una decisión ética o una gran idea, sino por el encuentro con un acontecimiento, con una Persona, que da un nuevo horizonte a la vida y, con ello, una orientación decisiva”1 . (DA 12)

 

Llama la atención que en vocabulario tan poblado de palabras que se inician con el prefijo "re" no aparezca la palabra reforma. Constatación que podemos extender a los documentos del Concilio cuando habla de la renovación  más profunda de la vida, como en el caso del que trata sobre la Vida Consagrada "Perfectae Caritatis".


En una cultura que ha perdido ya el lenguaje y los conceptos de la filosofía tomista cuando hablamos de REFORMA  nos quedamos en los cambios de formas muchas veces exteriores y no medulares.


Citando a Mons. Sanz Montes, ofm  Obispo de Oviedo, podemos decir que la reforma nos trae reminiscencias de “cortar nuestros hábitos de otra manera, de pintar nuestras fachadas de otro color, disponer  nuestra casa con de una manera distinta…de cambiar justamente las formas. Pero cuantas veces con nuevos telares, con nuevos muebles, con nuevas fachadas distintas, que cuantos menos no hemos traído ninguna novedad, hemos tan solo trabajado en el maquillaje”.


De ahí la importancia que la catequesis no se quede tentada de hacer pequeñas o grandes reformas, sino se anime –guiada por el Espíritu- a transitar caminos de auténtica renovación.
Puede parecer un matiz no importante pero bien entendido, se puede explicar mejor, pero en esto nos los jugamos casi todo.


No se trata de un maquillaje. La palabra maquillaje en italiano, se dice «trucco», el maquillaje no quita la arruga, la tapa, solo la tapa, el maquillaje trucca, a lo sumo conserva.  Y el Espíritu está soplando fuerte en Francisco y en la Iglesia no para conservar, ni menos para “caretear”, sino para "contagiar Vida".


Por eso,  no se trata de truccar, engañando a quien nos mira, no se trata de una reforma sin más, se trata de una profunda y auténtica RENOVACION y de esta renovación somos responsables todos, pero de un modo especial quienes el Señor nos convoca a “pensar la catequesis” en estos tiempos de cambios.


Desafío grande y apasionante, que con serenidad hacemos nuestro, sabiendo que contamos para ello con la ayuda de Dios y el trabajo hermanado y colaborativo de muchos a los que el Señor nos invita a "recomenzar desde Cristo".

Pbro. Alejandro Jose Puiggari

5 de agosto de 2015
rector@isca.org.ar

 

1. DCE 1.  

 
Evangelii gaudium, la primera exhortación apostólica del papa Francisco

Enric Termes Ferré

Delegado de Catequesis de la Archidiócesis de Barcelona

En Revista Actualidad Catequética - Nº 241 - 2014/I

 

El pasado 26 de noviembre se hizo pública la primera exhortación apostólica del papa Francisco, que lleva por título Evangelii gaudium —la alegría del Evangelio—, y tiene como tema de fondo del anuncio del Evangelio en el mundo actual, en continuidad con la temática tratada por la XIII Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos, celebrada en octubre de 2012 sobre el tema «La nueva evangelización para la transmisión de la fe cristiana».

 

El primer número del texto (de donde salen las palabras latinas con que se conoce el documento) nos da una primera visión y la clave de lectura del documento:

 

«La alegría del Evangelio llena el corazón y la vida entera de los que se encuentran con Jesús. Quienes se dejan salvar por él son liberados del pecado, de la tristeza, del vacío interior, del aislamiento. Con Jesucristo siempre nace y renace la alegría. En esta exhortación quiero dirigirme a los fieles cristianos para invitarlos a una nueva etapa evangelizadora marcada por esa alegría, e indicar caminos para la marcha de la Iglesia en los próximos años» (n. 1).


Estas páginas no tienen la pretensión de ser ni una presentación ni un estudio del documento. Simplemente quieren poner de relieve los rasgos más importantes que trata la exhortación y se refieren a la catequesis y los catequistas, y, a su vez, ser un estímulo para que cualquier catequista se anime a leerla —si aún no lo ha hecho— y a reflexionar sobre ella. El tono general es cercano, comprensible e interpelador; invita a vivir y a transmitir la alegría del Evangelio, y por eso hemos preferido dar la palabra directamente al texto del papa Francisco.

 

La renovación de la catequesis y de los catequistas

Un primer aspecto a señalar es el papel que en el documento se da a los catequistas y la conciencia de la necesidad de buscar nuevos catequistas capaces de llevar adelante el dinamismo evangelizador que nuestro contexto reclama:

 

«Cuando más necesitamos un dinamismo misionero que lleve sal y luz al mundo, muchos laicos sienten el temor de que alguien les invite a realizar alguna tarea apostólica, y tratan de escapar de cualquier compromiso que les pueda quitar su tiempo libre. Hoy se ha vuelto muy difícil, por ejemplo, conseguir catequistas capacitados para las parroquias y que perseveren en la tarea durante varios años» (n. 81).


Un segundo aspecto que llama la atención es la preocupación por el lenguaje que utilizamos. Lo señala en principio en relación con la predicación, pero lo hace extensible a la catequesis:

 

«Ya decía Pablo VI que los fieles “esperan mucho de esta predicación y sacan fruto de ella con tal que sea sencilla, clara, directa, acomodada”. La sencillez tiene que ver con el lenguaje utilizado. Debe ser el lenguaje que comprenden los destinatarios para no correr el riesgo de hablar al vacío. Frecuentemente sucede que los predicadores usan palabras que aprendieron en sus estudios y en determinados ambientes, pero que no son parte del lenguaje común de las personas que los escuchan. Hay palabras propias de la teología o de la catequesis, cuyo sentido no es comprensible para la mayoría de los cristianos. El mayor riesgo para un predicador es acostumbrarse a su propio lenguaje y pensar que todos los demás lo usan y lo comprenden espontáneamente. Si uno quiere adaptarse al lenguaje de los demás para poder llegar a ellos con la Palabra, tiene que escuchar mucho, necesita compartir la vida de la gente y prestarle una gustosa atención» (n. 158).


Un tercer aspecto en referencia a la catequesis es su necesario y fundamental arraigo en la Palabra de Dios, constatación que pide lógicamente que el catequista esté firmemente y vitalmente familiarizado con ella:

 

«El estudio de las Sagradas Escrituras debe ser una puerta abierta a todos los creyentes. Es fundamental que la Palabra revelada fecunde radicalmente la catequesis y todos los esfuerzos por transmitir la fe. La evangelización requiere la familiaridad con la Palabra de Dios y esto exige a las diócesis, parroquias y a todas las agrupaciones católicas, proponer un estudio serio y perseverante de la Biblia, así como promover su lectura orante personal y comunitaria. Nosotros no buscamos a tientas ni necesitamos esperar que Dios nos dirija la palabra, porque realmente “Dios ha hablado, ya no es el gran desconocido sino que se ha mostrado”2. Acojamos el sublime tesoro de la Palabra revelada» (n. 175).


Un último aspecto a señalar está en relación con el papel de los  laicos y laicas. Su identidad y misión en la Iglesia —no podemos olvidar que la gran mayoría de los catequistas de nuestras comunidades son laicas y laicos—, una identidad y misión en la que todavía hay que seguir profundizando, no les debe hacer olvidar su responsabilidad en el mundo social, político y económico:

 

«Los laicos son simplemente la inmensa mayoría del Pueblo de Dios. A su servicio está la minoría de los ministros ordenados. Ha crecido la conciencia de la identidad y la misión del laico en la Iglesia. Se cuenta con un numeroso laicado, aunque no suficiente, con arraigado sentido de comunidad y una gran fidelidad en el compromiso de la caridad, la catequesis, la celebración de la fe. Pero la toma de conciencia de esta responsabilidad laical que nace del Bautismo y de la Confirmación no se manifiesta de la misma manera en todas partes. En algunos casos porque no se formaron para asumir responsabilidades importantes, en otros por no encontrar espacio en sus Iglesias particulares para poder expresarse y actuar, a raíz de un excesivo clericalismo que los mantiene al margen de las decisiones. Si bien se percibe una mayor participación de muchos en los ministerios laicales, este compromiso no se refleja en la penetración de los valores cristianos en el mundo social, político y económico. Se limita muchas veces a las tareas intraeclesiales sin un compromiso real por la aplicación del Evangelio a la transformación de la sociedad. La formación de laicos y la evangelización de los grupos profesionales e intelectuales constituyen un desafío pastoral importante» (n. 102).



2. Pablo VI, Exhort. Ap. Evangelii nuntiandi, n. 43.

 

NOTICIAS
COMENZAMOS EN AGOSTO

¡COMENZAMOS EN AGOSTO!

Curso sobre las nuevas perspectivas para la Catequesis en América Latina y el Caribe: LA ALEGRÍA DE INICIAR DISCÍPULOS MISIONEROS EN EL CAMBIO DE ÉPOCA
Coordinador: Pbro. Alejandro J. Puiggari
En cada encuentro tendremos el aporte virtual de alguno de los expertos del CELAM que colaboró en la redacción del documento.
¿Cuándo?
2do. Miércoles de cada mes: Agosto, Setiembre, Octubre y Noviembre  de 17 a 19 hs.
¿Dónde?
En la sede del ISCA, Venezuela 4145, también se podrá participar on line
Informes: administracion@isca.org.ar
Para inscribirse:  
https://eventioz.com.ar/e/la-alegria-de-iniciar-discipulos-misioneros-en-el

Para seguir pensando el tema los invitamos a visitar el Aula Abierta para entrar en tema: http://www.isca.org.ar/nota.php

DIOS, EL GRAN HUMORISTA

DIOS, EL GRAN HUMORISTA
Nuestro querido Luis Benavides nos comparte una entrevista que le hiciera el grupo Clarín el 30/7/2015. Nos dice: “Durante mucho tiempo se dijo que el católico es un hombre serio con el que no se puede bromear; que el cielo es aburrido. Y todos sabemos que esto no es así. La Madre Teresa decía que aquel que logra reírse de sí mismo, logra ver el rostro de Dios. En ese sentido, los que más desarrollaron el sentido del humor fueron los santos”.
Lo dice con el fundamento de haber sido formador de más de 56 mil catequistas, docentes y agentes de pastoral. Luis Benavides, de él se trata, es un maestro y director de escuela que utilizó siempre los cuentos y el humor como herramientas para evangelizar. Sus numerosos libros fueron traducidos al portugués, francés e inglés. Los últimos: Humor celestial y Cuentos para ser humanos II (editorial SB). También tiene su sitio en la web: www.luis-benavides.com
Para leer la nota completa: http://www.valoresreligiosos.com.ar/Noticias/dios-es-el-gran-humorista-por-excelencia-4509

REDES DE COMUNIÓN

UNA NUEVA EXPERIENCIA EN LAS REDES DE COMUNIÓN
Rita y Francisco Maurmair nos escriben desde Rosario para socializar una fecunda experiencia que han hecho en su comunidad, de  Taller de formación de catequistas. Lo hemos subido al sitio del ISCA: http://www.isca.org.ar/redes14.php
Los invitamos a leerla ya que, generosamente, nos han compartido todo el material de los talleres. Y también los motivamos a compartir con nosotros las ricas experiencias que todos estén haciendo en su propia comunidad.

OBSERVATORIO

FRANCISCO ES UN PAPA DIGITAL
En el Observatorio del sitio del ISCA encontrarán un interesante texto de Monseñor Lucio Ruiz argentino de Santa Fe ha sido desde 2009 el responsable del Servicio Internet Vaticano, lo recordamos como un cálido amigo del ISCA y que nos compartiera en más de una oportunidad sus conocimientos. Ahora ha sido designado en el Dicasterio, llamado Secretaria para la Comunicación del Vaticano.
Los invitamos a entrar en el sitio y dejar su opinión en el foro. http://www.isca.org.ar/obs058.php

ESCUELA DE DOCTRINA SOCIAL DE LA IGLESIA

ESCUELA DE DOCTRINA SOCIAL DE LA IGLESIA “PAPA FRANCISCO” EN LOMAS DE ZAMORA
La finalidad de esta propuesta pedagógica es poner en contacto a los participantes con el saber teórico-práctico de alcance y proyección pastoral de la Doctrina Social de la Iglesia, coherente con la misión evangelizadora de la Iglesia al servicio del hombre completo.
Comienza el 5 de abril de 2016 y finaliza el 25 de octubre de 2016. Se cursa los días martes de 18 a 20.30 hs.
Lugar: Casa de la Catequesis. Sáenz 572, Lomas de Zamora.
Dirección y animación: Graciela y Carlos Giamberardino.
Destinatarios: catequistas, agentes de pastoral, docentes, alumnos y toda persona que desee completar su formación cristiana. Se entregará gratuitamente el material de estudio.
Certificado de estudio habilitante para ser “Animador en DSI” otorgado por el Obispado de Lomas de Zamora y la Junta Catequística.
Informes e Inscripción: dsiparatodos@hotmail.com.ar | Tel: 4248-7660

CORREO DE LECTORES

Para comunicarse con nosotros: comunicandonos@isca.org.ar

 

Estimada Laura
Gracias por tenerme en cuenta y por tus palabras tan motivadoras. 
Desde mi primer contacto con el ISCA en el año 2000 me he sentido "como en casa", bienvenida, acompañada y apoyada en mi vocación y tarea a través de las publicaciones que han compartido.
Aquí te envío algunos datos para conocernos mejor. 
Ahora tengo más tiempo para participar del Grupo Google  e intentaré aportar más cuando comience la participación a distancia en lo que emprendan.
Seguiremos en contacto. 

Con mucho cariño desde Uruguay

Ana María Vanrell

 

Bendiciones para el ENEC . Que el ESPIRITU SANTO realice su Obra en todos los participantes. Los llene de Sabiduría, Fortaleza y Templanza. 
Cuenten con mis oraciones desde Catamarca, tierra de la Virgen del Valle, pongo bajo su manto la protección y el cuidado de todos. 
Saludos fraternos.

Zully Díaz (Catamarca)

 

Soy catequista de la parroquia San Gabriel Arcángel del municipio de Itagüí , Antioquia, Colombia.  Hoy elevo mis oraciones al Padre eterno en el nombre de Nuestro Señor Jesucristo por el éxito del ENEC 2015, pido a la Virgen María, bajo la advocación de Nuestra Señora del Rosario los acompañe y pida a su Hijo derrame sobre cada uno de los asistentes, conferencistas el Espíritu Santo que los ilumine por el bien de la Catequesis no solo para la Argentina sino para todo el continente.

Abrazos desde la distancia

Jorge Jesús Ochoa Usme (Colombia)

 
suscribir al comunicándonos
 

 

 

 
 
 
*********************************159

©2017 ISCA Instituto Superior de Catequesis Argentino.
Equipo ISCA | Venezuela 4145 - Ciudad Autónoma de Buenos Aires - Argentina
Tel. +54 (011) 4981-5384
Lunes y Miércoles de 10 a 12 hs. | Viernes de 16 a 18 hs.
Brindamos formación a distancia (cursos on line) a catequistas. Ofrecemos recursos catequéticos y espacios para compartir experiencias y continuar el desafío de una formación permanente. Cursos a distancia en línea - Cursos semi presenciales - Talleres en línea - Aula Abierta - Foro - Encuestas - Comunicándonos - Observatorio - Jornadas y Conferencias del ISCA - Javaiá - Publicaciones - Indice Temático - ISCA en Facebook - BLOG: Nosotros Catequistas - Libros ISCA - Documentos - Sitios recomendados - Biblioteca.